Dime cuánto gastas y te diré cuánto mientes

Dime cuánto gastas y te diré cuánto mientes

En el periodo llamado Precampaña del Proceso Electoral Federal 2014-2015, que comprendió del 10 de enero al 19 de febrero, los partidos políticos nos bombardearon (literalmente) con 7 millones de spots de radio y televisión. No hubo espacio comercial que no tuviera uno o dos de los repetitivos y tediosos spots firmados por alguno de los Partidos.

Y ahora viene el periodo llamado intercampaña, en el que los ciudadanos seguiremos viendo y escuchando los mismos mensajes a través de 38 nuevos spots de televisión y 34 de radio. Luego vendrán propiamente las campañas durante 60 días más hasta el 1 de junio.

La ley que regula estos asuntos electorales (Cofipe) asigna estos espacios publicitarios a los partidos con la idea de que se comuniquen con su militancia y con los votantes potenciales en todo el país, promoviendo la participación política de la ciudadanía y trasmitiendo sus plataformas y propuestas. ¿Realmente qué logran los partidos políticos con estas campañas? ¿Están sumando adherencias? ¿Convencen a la gente de votar por ellos el próximo7 de junio? ¿Más bien estarán siendo aprovechados para apuntalar la imagen de ciertos personajes como López Obrador o el presidente del PAN, Ricardo Anaya? ¿Les sirven a la oposición para incrementar la desaprobación del partido en el Gobierno?

Yo creo que el INE y los partidos deberían hacer un análisis más profundo sobre la forma en la que usan sus espacios publicitarios y preguntarse si en realidad lo que están logrando es alejar aún más a la gente de la política y los asuntos públicos.

Ninguna empresa en su sano juicio utilizaría 7 millones de spot en medio de una crisis de credibilidad tan grande, para mostrar supuestos logros, hacer propuestas y decir que de todos, ellos son los buenos y que merecen la confianza de los ciudadanos. Es mucho dinero que, no solo se tira a la basura, sino que quizá pueda incrementar esa crisis.

Si los espacios publicitarios ya están asignados, la lógica dice que es mejor usarlos que desaprovecharlos. Pero entonces es necesario que los partidos se pregunten si existen mejores formas de comunicarse con un público que no les está creyendo nada, que están hartos de ellos y que piensan que todos los políticos son iguales. El reto sería que piensen fuera de la caja para comunicar temas diferentes mediante formas diferentes, pero esto no es algo que los partidos acostumbren a hacer.

Hace algunos años propuse a los dirigentes nacionales de un partido que donaran sus espacios publicitarios a instituciones de asistencia privada, dándoles la oportunidad de comunicarse con el público para promover sus causas altruistas. La propuesta incluía que los spots cedidos a las instituciones incluyeran la nota de que el espacio era donado por el partido. Todos ganaban: las instituciones obtendrían un recurso muy valioso, el partido se proyectaría como una institución generosa y realmente preocupada por las causas más importantes. Además, evitarían molestar con spots aburridos y repetitivos a una población que de todos modos no iba a creer en los mensajes y promesas del partido. Sobra decir que la propuesta no fue aceptada.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Leave a Comment