8 grandes preguntas filosóficas que nunca resolveremos

8 grandes preguntas filosóficas que nunca resolveremos

La filosofía va donde la ciencia dura no puede, o no quiere. Los filósofos tienen una licencia para especular acerca de todo, desde la metafísica a la moral, y esto significa que pueden arrojar luz sobre algunas de las cuestiones básicas de la existencia. ¿La mala noticia? Muchas de estas cuestiones siempre estarán un poco más allá de los límites de nuestra comprensión.

Aquí hay ocho misterios de la filosofía que probablemente nunca se resolverán.

Me-and-the-milkyway_heden09001. ¿Por qué hay ALGO en vez de NADA?

Nuestra presencia en el universo es algo demasiado extraña para ser explicada. En nuestra vida cotidiana damos por hecho nuestra existencia, pero de vez en cuando entramos en un profundo estado de conciencia existencial y nos preguntamos: ¿Por qué existe el universo y por qué se rige por las leyes tan exquisitamente precisas? Y como señala Sean Carroll, “Nada acerca de la física moderna explica por qué tenemos estas leyes en lugar de unas totalmente diferentes”.

En cuanto a los filósofos, su mejor manera de explicar esta cuestión es a través del principio antrópico: “El mundo es necesariamente como es porque hay seres que se preguntan por qué es así”, una idea que nos deja con una incomoda sensación de tautología.

o-THE-MATRIX-AND-HINDUISM-facebook2. ¿Nuestro universo es real?

Esta es la clásica pregunta cartesiana, ¿cómo sabemos que lo que vemos a nuestro alrededor es verdadero y no una gran ilusión perpetuada por una fuerza invisible (que René Descartes llama el ‘demonio del mal’)? Más recientemente, la cuestión se ha replanteado como el problema del “cerebro en la cubeta” o el argumento de la simulación.

Por otra parte, es posible que en realidad no seamos lo que pensamos que somos. Este enigma filosófico también nos obliga a volver a evaluar lo que entendemos por “real”. Filósofos realistas argumentan que si el universo que nos rodea parece racional en vez de incoherente, entonces no tenemos otra opción que declararlo como real y genuino. O tal vez, como dijo Cipher después de comer un trozo de carne “simulada” en Matrix, “La ignorancia es la felicidad.”

hands-of-a-puppeteer-bernard-jaubert3. ¿Tenemos libre albedrío?

También llamado el dilema del determinismo, en realidad no sabemos si nuestras acciones son controladas por una cadena de eventos anteriores, o si verdaderamente somos agentes libres que toman decisiones propias a voluntad.

Los filósofos (y ahora algunos científicos) han discutido durante milenios, y sin final aparente a la vista. Pero, si nuestra toma de decisiones está influenciada por una interminable cadena de causas y efectos, entonces el determinismo es verdadero y no tenemos libre albedrío. Pero si resulta ser lo contrario, lo que se llama indeterminismo, nuestras acciones son realizadas al azar, lo que algunos sostienen que tampoco es libre albedrío.

Para agravar el problema los avances de la neurociencia muestran que nuestro cerebro toma decisiones antes de que estemos siquiera consciente de ellas y la mecánica cuántica sugiere que vivimos en un universo de probabilidad, y que el determinismo de cualquier tipo es imposible.

michelangelo4. ¿Existe Dios?

En pocas palabras, no podemos saber si Dios existe o no. Esto debido a que no sabemos lo suficiente sobre el funcionamiento del universo para hacer cualquier afirmación sobre la naturaleza de la realidad y si un Primer Motor existe en algún lugar.

Muchas personas se remiten al naturalismo – la sugerencia de que el universo funciona de acuerdo con procesos autónomos – pero eso no excluye la existencia de un gran diseñador que creó toda la cosa en movimiento. O tal vez los gnósticos tienen razón y existen poderosos seres de alguna realidad más profunda de las que somos conscientes.

o-LIFE-AFTER-DEATH-facebook5. ¿Hay vida después de la muerte?

Los materialistas suponen que no hay vida después de la muerte, pero es sólo eso, una suposición que no puede ser probada. Mirando más de cerca a las maquinaciones del universo no hay razón para creer que sólo tenemos una oportunidad en esta cosa llamada vida. Así, la metafísica analiza la posibilidad de que el cosmos recicle las vidas infinitamente. Sin embargo, al igual que el problema de Dios, esta es una pregunta a la cual la ciencia aún no puede hacer frente.

vestido.jpg_359607956. ¿Se puede realmente experimentar algo objetivamente?

Esto es esencialmente el problema de los qualia – la idea de que nuestro entorno sólo se pueden observar a través del filtro de nuestros sentidos y las cavilaciones de nuestras mentes.

Todo lo que sabes, todo lo que has tocado, visto u olido, se ha filtrado a través de un gran número de procesos fisiológicos y cognitivos, lo que hace de la experiencia del mundo única y subjetiva en cada persona. Un claro ejemplo de esto es el vestido azul con negro, ¿o era blanco con dorado? Vale la pena señalar que gran parte de la filosofía budista se basa en esta limitación fundamental a la que llaman ‘el vacío’.

right-way-wrong-way17. ¿Cuál es el mejor sistema moral?

En esencia, nunca seremos realmente capaces de distinguir entre las buenas y malas acciones. Aún así, en cada época de la historia, filósofos, teólogos y políticos han afirmado haber descubierto la mejor  forma de establecer el código de conducta más justo. Pero nunca es tan fácil.

Y aunque la regla de oro ha sido una guía de la humanidad (la idea de que se debe tratar a los demás como te gustaría que te traten), esta no tiene en cuenta la autonomía moral, no deja lugar a la imposición de la justicia e incluso se puede utilizar para justificar la opresión. Además, su simpleza no deja lugar para escenarios complejos. Por ejemplo, ¿se deben sacrificar cinco personas por salvar a veinte? A lo sumo, sólo podemos decir que la moralidad es normativa, al tiempo que reconoce que nuestro sentido del bien y el mal cambia con el tiempo.

numbers28. ¿Qué son los números?

Las estructuras matemáticas pueden consistir en números, conjuntos, grupos y puntos, pero ¿son objetos reales, o simplemente describen relaciones que existen en todas las estructuras? Platón sostenía que los números eran reales, pero los formalistas insistieron en que no eran más que construcciones del pensamiento basado en las matemáticas.

Esto es esencialmente un problema ontológico, donde nos quedamos desconcertados acerca de qué aspectos del universo son construcciones humanas y cuales son verdaderamente tangibles.

Vía: io9.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Deja un comentario