Estación Urbana | Fumar con estilo

Estación Urbana | Fumar con estilo

Compartir:

Estación Urbana es la única tienda especializada para fumadores en Culiacán. Una opción exótica, accesible y para todos los gustos.

Aunque para algunos pudiera ser inmoral o radical, no es un negocio cualquiera. Mauricio Akury aprendió en una convención de Las Vegas que el mercado para fumadores era más que vender cigarros y decidió iniciar su propio establecimiento en Culiacán, convirtiéndose en el primero en abrir al público un smoke center.

Es una tienda de artículos para fumadores y nace a partir de que noté en una convención en Las Vegas que una de las gamas de venta más grandes en el mundo es la del smoke shop.

Mauricio Akury. Propietario de Estación Urbana.

El aparador de su tienda en Antonio Rosales es exótico y multiforme. Uno puede ver desde las pipas más conocidas de madera y los novedosos cigarros electrónicos hasta las poco convencionales chichas, hookahs y una amplia variedad de artículos que sirven para fumar tabaco o esencias frutales.

Si bien el establecimiento se anuncia como Estación Urbana y se venden camisetas, lentes, pulseras o cuadros fotográficos y pinturas, la mayor atracción son los artículos para fumadores.

“Mi negocio es de novedades, no me enfoco en una sola gama. Es una tienda de artículos para fumadores y nace a partir de que noté en una convención en Las Vegas que una de las gamas de venta más grandes en el mundo es la del smoke shop”, aseguró.

Su negocio inició en un local pequeño que creció gradualmente debido a su buena recepción. “La gente se para; desde jóvenes hasta personas mayores se paran y se quedan a ver los artículos que tenemos en las vitrinas”.FCE-cifras_1

MAURICIO AKURY.
MAURICIO AKURY.

—¿Qué tipo de cosas se pueden fumar con estos artículos?

—Puedes fumar muchas cosas, pero realmente no promuevo el uso ilegal de mis artículos. Se puede fumar tabaco o frutos secos y no les vendemos nada a menores de edad. Y aunque no promuevo la drogadicción, los adultos saben lo que hacen. No vendemos nada que no sea para fumar, aunque han llegado a preguntarnos si no tenemos pipas para cristal.

—¿Por qué abrir un smoke center en Culiacán?

—Pues, no había, y los pocos que hay ahora son muy caros. Algunos establecimientos que tienen otro giro pueden tener algo de lo que vendemos aquí pero muy caro. Como comerciante vi la necesidad, vi que había demanda.

shisha_2—¿De dónde vienen las pipas y cuánto valen?

—La mayoría vienen de Guadalajara. El precio varía, las pipas de mano son muy accesibles y las damos desde 100 hasta 800 pesos. Pero las pipas de agua son más caras, van desde 280 hasta los 6 mil. Las chichas llegan a valer 5 mil pesos y tenemos nueve tipos, ya sean de fierro, de madera, las de agua, las de mano, etcétera.

—Tomando en cuenta que tu negocio es legal, ¿qué clase de público viene al establecimiento?

—Viene de todo, pues el tabaco lo fuman desde los más jóvenes hasta señores y señoras grandes. Aquí vienen señores, señoras, viejitos, morros, pero siempre cuidamos el tema de no vender a menores de edad, pero también hemos llegado a venderles a personas que vienen a buscarlas para sus negocios.

—Hay varias chichas que tienen más de una boquilla, ¿se promueve su uso social?

—Sí, de pronto estás en una fiesta o una reunión con los amigos y puedes fumar y estar a gusto conviviendo. Hemos tenido muchos clientes que han  venido a comprarlas para sus bares y hay quienes dicen que les funciona. Más adelante planeamos socializarlo aquí poniendo sillas y mesas para que la gente lo vea y lo conozca y no se queden con una mala impresión de nuestro producto.

shisha_1Desde abajo

El negocio inició como algo pequeño. Al principio se llamó Smoke Center y estaba en un pequeño local ubicado por Cristóbal Colón, casi esquina con Juan Carrasco, al lado de una joyería. Después la joyería cerró y Smoke Center vio la oportunidad de crecer y se apropió de la esquina.

Con el tiempo el local que ocupaba la joyería fue quedando pequeño para las necesidades que describe Akury, por lo que inició la búsqueda de una nueva ubicación.

Una vez que encontraron el local del edificio La Lonja, donde se encuentra actualmente, Smoke Center tuvo que cambiar de nombre por meras razones de estrategia: Facebook no hace publicidad de anuncios que promuevan el consumo del tabaco. Así nació Estación Urbana.

Para el joven emprendedor es importante mantener una imagen fresca, que al público le atraiga pero sin alimentar el morbo de quienes creen que su negocio pueda fomentar la drogadicción mediante el uso de drogas ilícitas.

ESTACION-URBANA_interiorPlanes a futuro

Mauricio Akury planea hacer crecer el negocio, crear su propia marca de ropa y comercializarla en Estación Urbana, con productos como bisutería, arte y todo lo que se base en moda de actualidad.

“Vamos a mezclar todo esto de los lentes, las camisetas, la bisutería y otras cosas con lo que es el smoke shop, que no es otra cosa sino una tienda de artículos para el fumador”, aseguró.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir:

Deja un comentario