Elecciones 2016 | El momento de los ciudadanos ¿independientes?

Elecciones 2016 | El momento de los ciudadanos ¿independientes?

Compartir:

La ley dice que los ciudadanos pueden participar como candidatos sin partido en un proceso electoral, pero por la vía de los hechos un ciudadano común no podría hacerlo nunca debido a una serie de candados que se aprobaron desde el Congreso del Estado, atendiendo intereses de los partidos.

¿Qué tan independiente puede ser realmente un candidato independiente?

La interrogante parecería prematura dadas las circunstancias en el contexto nacional con la victoria de cuatro candidatos que decidieron participar en el proceso electoral del pasado 7 de junio, abanderados, hasta donde se puede ver, “por la sociedad”. Pero, ¿la ciudadanía está realmente representada a través de estas figuras en los cargos de elección popular?

Fueron cuatro independientes los que salieron airosos: Manuel Clouthier Carrillo en Sinaloa como diputado federal; Jaime Rodríguez Calderón, el Bronco, en Nuevo León como gobernador; Pedro Kumamoto Aguilar en Jalisco como diputado local y Alfonso Martínez Alcaraz en Michoacán como alcalde.

independientes___
EL BRONCO, CLOUTHIER, KUMAMOTO Y MARTÍNEZ.

¿Por qué ganaron? La respuesta puede ser porque participaron desde una trinchera en la que la sociedad confió: una candidatura sin partidos. Pero lo que no queda claro es hasta qué punto son realmente independientes los vencedores, pues por lo menos tres de los mencionados estuvieron en algún momento vinculados a un partido político.

El Bronco militó durante 33 años en el Partido Revolucionario Institucional (PRI), mientras que Alfonso Martínez lo hizo por 22 años en el Partido Acción Nacional y Manuel Clouthier simpatizó con el PAN en el periodo de 1986 a 1990, y en 2008 fue diputado de representación proporcional también por el PAN. Esto deja a Pedro Kumamoto, de 25 años de edad, como el único candidato realmente sin vínculos con ningún partido político.

¿Qué son?

Veo muy difícil que un ciudadano sea candidato independiente porque no hay igualdad en la ley.

Arnulfo Mendoza Sauceda, abogado.

Según la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales del Estado de Sinaloa aprobada en julio, un candidato independiente es simplemente aquel que no tiene militancia en un partido, pero eso no impide que los candidatos puedan estar conectados políticamente.

Un claro ejemplo de esto fue el caso de los independientes de los distritos 01, 06, 07 y 08 de la elección federal pasada, cuyas figuras nunca han dejado de estar vinculadas al Partido Sinaloense.

La próxima sería la segunda elección en la que se admite a candidatos independientes, y si bien ningún ciudadano “de a pie” ha alzado la mano para participar, sí lo hizo Francisco Frías Castro, quien renunció a su militancia priista luego de 42 años para buscar una oportunidad por esta vía, y el secretario de Desarrollo Social y Humano del Gobierno del Estado, Juan Ernesto Millán Pietsch, ha dicho que no dudaría en abandonar al PRI para buscar convertirse en candidato independiente a gobernador.

El primer precedente

No se están facilitando las candidaturas ciudadanas o realmente independientes, pues mientras a un independiente le piden el 2% de las firmas del padrón, ¿por qué no le piden lo mismo a los candidatos de los partidos?

Arnulfo Mendoza Sauceda, abogado.

La elección de 2010 para gobernador tuvo un candidato sin partido. Se trata de Ricardo ArnulfoMendoza Sauceda, abogado de profesión, quien buscó también, a través del PAN, una candidatura para diputado federal durante las precampañas de la elección pasada.

El abogado considera que, a pesar de la creación de la figura y las reformas a la ley, no existen los candidatos independientes, pues los requisitos hacen que solo unos cuantos logren serlo.

“Veo muy difícil que un ciudadano sea candidato independiente porque no hay igualdad en la ley. No se están facilitando las candidaturas ciudadanas o realmente independientes, pues mientras a un independiente le piden el 2% de las firmas del padrón, ¿por qué no le piden lo mismo a los candidatos de los partidos?”, señaló.

Explicó que, si bien quiere ser candidato a gobernador, no tiene la capacidad económica para pagar lo que cuesta obtener las firmas en los nueve municipios del estado que exige la ley, lo que lo colocaría en desventaja frente a aquellos que son apoyados por un partido político.

“Ahí hay una desigualdad enorme. Cuando participé como candidato independiente en 2010, hice campaña solo la última semana delplazo de campaña, anduve en tres municipios y gasté 20 mil pesos y tuve 5 mil votos, pero ya que se reforma la ley y autorizan las candidaturas independientes, te quieren poner a juntar firmas. Desde ahí están prohibiendo las candidaturas independientes”, aseguró.

independientes_tabla

El caso Frías

Francisco Cuauhtémoc Frías Castro, aspirante a la candidatura a la gubernatura del estado por la vía libre, estuvo afiliado al Partido Revolucionario Institucional durante 42 años y renunció por “falta de oportunidades”. Todos sus cargos, que no fueron pocos ni irrelevantes, los ostentó bajo la bandera priista.

Ha sido diputado local, diputado federal, asesor jurídico en diversas dependencias federales, secretario general de Gobierno, rector de la Universidad de Occidente, secretario de Educación Pública y Cultura en dos ocasiones y un sinfín de cargos más. Sin embargo, Ricardo Mendoza señala que en su búsqueda será apoyado por el grupo que representa dentro del PRI, por lo que al final no sería una candidatura realmente independiente.

ESPEJO intentó entrevistar a Frías Castro para conocer más de sus aspiraciones. Luego de confirmar la entrevista, al llegar el momento, su asesor de medios informó que, “por respeto a la ley”, el titular de Sepyc decidió no hablar.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir:

Deja un comentario