Sinaloa gasta más en educación que nadie, pero sin resultados: Claudio X. González

Sinaloa gasta más en educación que nadie, pero sin resultados: Claudio X. González

Claudio X. González dijo que sería breve en su discurso y se fue hasta la cocina: en las aulas de Sinaloa no se están obteniendo los conocimientos básicos para defenderse en el siglo XXI, apenas se termina la secundaria y lo que es peor: se gasta mucho en educación pero se deja mucho que desear todavía en su eficacia, en su transparencia y sobre todo en su impacto, pues mucho termina en aviadores y vividores del presupuesto.

El presidente nacional de Mexicanos Primero dijo durante el segundo aniversario del capítulo Sinaloa, al que asistió el gobernador Mario López Valdez, que era bueno que en la entidad se haya llegado a 9.3 años de escolaridad promedio, pues eso significa que se avanzó medio año más que el promedio nacional… “pero no deja de ser todavía un promedio bajo para un estado con el potencial de Sinaloa”, puntualizó.

Y lo explicó: “Estamos hablando en Estados Unidos de 13.5, 13.6 años de escolaridad promedio, Canadá más o menos lo mismo, Escandinavia cerca de los 14, cuando tienes 4 a 5 años menos de escolaridad por habitante es muy difícil competir, porque además esos años que tienen estos países en adición a los nuestros son años de preparatoria y de carrera, es decir, de especialidad. Eso es lo que ya te permite detenerte más en el mundo laboral y sobresalir en el mundo laboral”.

México y Sinaloa, dijo, realmente lo que están terminando es la educación básica, pero no están llegando a prepa o a universidad: “Si fuera México o Sinaloa una persona no llegaríamos a la educación de preparatoria, nos quedaríamos en tercero de secundaria, entonces tenemos que aumentar esto”.

Lamentó que en la parte del conocimiento y de acuerdo con los resultados de la prueba PISA, tres cuartas partes o cuatro quintas partes, dependiendo de si es primaria o secundaria, si es matemáticas, si es ciencia, o comprensión lectora, no se están obteniendo los conocimientos básicos para defenderse en el siglo XXI.

Otra debilidad de la política pública impulsada en Sinaloa es que ahora se sabe que un 58 por ciento de los maestros en el estado están en un niel de reprobación o pasan de panzazo. Por ello no sorprende que tres cuartas partes de los alumnos no pasen tampoco.

“Hemos fallado en la formación de una carrera profesional digna para los maestros, con todos los elementos que les permitan crecer y ser esa carrera digna”, destacó.

Y entonces, ya alejado del discurso breve que había prometido, dijo que el gasto en materia educativa no es una cosa que caracterice a Sinaloa: “Desafortunadamente es una característica nacional, deja mucho que desear todavía en su eficacia, en su transparencia y sobre todo en su impacto, en su traducción en aprovechamiento para los niños, es el tema en el que México gasta más y Sinaloa gasta más, sin embargo los resultados no están. Nada más de estos enunciados gruesos se puede ver que algo está mal, gastamos una cantidad muy importante y los resultados no llegan”.

Consideró que todos estos son llamados a acelerar el paso de la transformación educativa, a hacer suceder la reforma en las escuelas y hace muy bien las cosas.

Advirtió que esto no solo es culpa de una administración pública de Gobierno, sino responsabilidad de todos.

X. González dijo que es importante asegurar que los próximos meses, en los que se vienen más concursos de maestros, directores, supervisores, se concursen todas las plazas, que no se burle ninguna: “Y yo sé que ese no es el deseo del gobernador, pero ciertamente los intereses creados en el sistema quieren seguir mangoneando las plazas y ya no lo podemos permitir porque eso significa que no se concurse, no nos entreguen por mérito que la lógica de la reforma sea derrotada y en México ya hemos hecho muchas reformas legales importantes que luego son derrotadas en la realidad, no podemos permitir eso porque esta reforma es más importante que otras”.

Y finalmente, pidió hacer un esfuerzo con la ayuda de los padres de familia para depurar las plantillas en las escuelas y con ello la nómina magisterial.

“Son temas muy importantes con los cuales habrá un cierre extraordinario en materia educativa, uno porque pone a echar a andar el mecanismo de la meritocracia, que es el mecanismo de la mejora del magisterio que quiere echar a andar la reforma educativa, en el caso de los concursos y, segundo en el caso de la nómina, porque hay que hacer un uso mucho más pulcro y eficaz de los recursos que los mexicanos aportamos para la educación y tenemos que desterrar literalmente los pagos ilegales a comisionados, aviadores y a otros vividores del presupuesto. Ellos no llegaron en esta administración, pero sí hay que tratar de sacarlos en esta administración y en las administraciones venideras, porque nosotros aportam

os el recurso para la administración de los niños, no para que alguien reciba una quincena sin servir a la educación”.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]