SALVANDO AL POLICÍA CHUYTOÑO | Alista Aguilar Íñiguez salto transexenal

SALVANDO AL POLICÍA CHUYTOÑO | Alista Aguilar Íñiguez salto transexenal

¿Cuál es el verdadero Chuytoño? ¿Aquél por quien la Procuraduría General de la República ofreció 5 millones de pesos de recompensa, en 2010, o el que actualmente defiende el gobernador Mario López Valdez al considerarlo un policía ejemplar?

A Marcos todos los compañeros de la Policía Estatal Preventiva lo reconocen como un elemento especial, incorruptible y capaz de dar su vida por salvar la ajena, sin embargo el gobernador Mario López Valdez ni otra autoridad lo han puesto de ejemplo como ponen de paradigma a Jesús Antonio Aguilar Íñiguez, director de la Ministerial.

Es que el controversial Chuytoño, que ha sido jefe de la PME durante los sexenios de Juan Millán Lizárraga y Mario López Valdez, es objeto de una estrategia de remozamiento político o purificación policiaca para catapultarlo al equipo de trabajo del gobernador electo Quirino Ordaz Coppel.

Marcos, por su parte, es un policía raso. Ha participado en la detención de peligrosos asaltantes de bancos, homicidas y extorsionadores y cuando está en medio del fuego cruzado no busca el reconocimiento de sus superiores sino la tranquilidad de conciencia.

No tiene un padrino en la política o en el alto crimen que lo recomiende. Tampoco quiere tenerlo. Cuando se emboza para mantener el anonimato obligado en los operativos sabe que el bajo perfil es el mejor chaleco antibalas. “Cuando me suba a un pódium y se diga que me premian por detener a un delincuente pesado, ese día me matan”.

Marcos es diferente a Chuytoño. Diametralmente distinto. “Yo no soy ni quiero ser como aquél. Dios me libre”, se desmarca refiriéndose a Aguilar Íñiguez quien en 2010 apareció en los mandos policiacos impulsado por Juan Millán y que desde entonces ha estado en el centro de la polémica por el método duro, a la antigüita, para esclarecer delitos.

EL POLICÍA MÁS PELIGROSO

El mote del policía más peligroso de Sinaloa que le enjaretó recientemente el diario español El País, se agrega al dossier donde Amnistía Internacional lo ha marcado por aplicar torturas a presuntos implicados en ilícitos del fuero común. Una más: el Alto Comisionado en México de la Organización de las Naciones Unidas lo ha fichado como “no apto” para la función policial.

chuytoño el país

Las notas rojas en el historial de Aguilar Íñiguez son muchas. Acusado de facilitar protección a narcotraficantes, el 16 de septiembre de 2004—tres meses y medio ante de que concluyera el gobierno de Juan Millán, el político que lo encumbró y lo sostiene en mandos de seguridad pública—tuvo que renunciar a la Policía Ministerial al evidenciarse que uno de los comandantes a su mando era al mismo tiempo guardaespaldas de Rodolfo Carrillo Fuentes, hermano de Amado Carrillo Fuentes, llamado “el señor de los cielos”.

A raíz de ese hecho, la entonces Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada, lo investigó por enriquecimiento inexplicable y le cateó residencias en la marina de Mazatlán y en otras colonias del puerto. Chuytoño se fue de Sinaloa y la Procuraduría General de la República ofreció 5 millones de pesos en recompensa a quien diera informes para localizarlo.

En marzo de 2011, a noventa días de que inició el gobierno de Mario López Valdez, reapareció en operativos sin explicarse por qué su reinserción en la Policía Ministerial. Una semana después Malova lo puso al mando de la corporación argumentando que “no se combate el crimen con blancas palomas”.

SALVANDO AL POLICÍA CHUYTOÑO

El gobernador se ha puesto al frente de un largo procedimiento para “lavar” la imagen de Aguilar Íñiguez. Le ha organizado reconocimientos de organismos empresariales y sociales e inclusive de policías internacionales. En marzo de 2013 promovió que el Buró Federal de Investigaciones de Estados Unidos le diera un diploma por detener en Sinaloa a un prófugo de la justicia norteamericana.

chuytoño malova
Chuytoño y Malova, dúo compacto.

Luego, en diciembre de 2013, ante una nueva arremetida de críticas porque el Sistema Nacional de Seguridad Pública declaró a Chuytoño no apto para ser director de la PME, al reprobar los exámenes de control y confianza, Malova promovió que la Federación de Cámaras de Comercio de Mazatlán le hiciera al “súper policía” un homenaje.

Y así sucesivamente. En octubre de 2014 gestionó que la compañía naviera “Carnival” reconociera al director de la Ministerial por lograr que los turistas pudieran sentirse seguros al visitar Mazatlán.

En la primera semana de julio, a menos de seis meses de dejar el cargo, López Valdez arreció las acciones en desagravio de Chuytoño. A raíz del reportaje que publicó El País para ventilar “el turbio pasado” del jefe de la PME “a quien acusan de tortura y de tener vínculos con el narco”, el gobernador salió a decir que “es un jefe policiaco que me ha dado resultados y prueba de ello, dijo, es la baja en los índices de homicidios, secuestros, extorsiones y cobros de piso”.

Y ante los rumores de que grupos empresariales del sur de Sinaloa le han pedido al gobernador electo Quirino Ordaz Coppel que sostenga en el cargo a Aguilar Íñiguez en el periodo 2017-2021, se ha vuelto más intensa la defensa que Malova hace del policía en vías de reivindicación.

“Es un hombre respetado”, insiste.

 

NÚMEROS QUE NO MIENTEN

Las estadísticas que la Procuraduría General de Justicia del Estado presenta en incidencia delictiva, correspondientes a enero de 2011 a junio de 2016, no ayudan a sostener la hipótesis del gobernador en el sentido de que Aguilar Íñiguez le ha dado resultados en materia de seguridad pública:

7,085 homicidios dolosos.

150 secuestros denunciados.

441 robos bancarios.

11,647 robos a locales comerciales.

38, 849 automóviles robados.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Leave a Comment