La de Dorados, afición de primera | Ni el Clásico nacional ni la lluvia los detuvo

Pese a la lluvia que interrumpió el encuentro entre Dorados y Coras de Tepic y al empate a un gol en la capital sinaloense, el ambiente que se vivió este sábado en el estadio Banorte fue digno de una afición de primera división.

Ni el Clásico nacional impidió que más de 5 mil aficionados se dieran cita en el Coloso del Humaya para ver a sus Dorados, en un encuentro que comenzó en punto de las 20:00 horas con una leve llovizna que recibía a los asistentes y bañaba a los jugadores que calentaban en el rectángulo verde.

Desde el arranque del encuentro, los cantos del Escuadrón Aurinegro comenzaron a sonar y solo cesaron cuando la lluvia frenó las acciones del cotejo y revivieron al reanudarse.

Fue al minuto 29 cuando la visita coló el primer tanto en las redes defendidas por Gaspar Servio, e inmediatamente los cantos en apoyo a los locales se intensificaron, motivando a una respuesta que terminó en anotación 3 minutos después, a cargo de Gabriel Hachen.

Instantes antes de arrancar la segunda parte del encuentro, la lluvia que había cesado durante la primera mitad se arreció haciendo que los aficionados en las partes bajas del estadio subieran a resguardarse, todos menos el Escuadrón que permaneció en su lugar hasta el final del encuentro.

Al minuto 60 se suspendió el encuentro por la poca visibilidad y los rayos que caían en las cercanías del estadio, siendo alrededor de una hora y media lo que esperó la afición para que el encuentro se reanudara.

Al final del partido, que se extendió hasta pasadas las 23:00 horas, se mantuvo el empate, pese a que las condiciones se inclinaran a favor de los locales que intentaron darle la vuelta al marcador hasta el último momento.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Deja un comentario