Mexicanos desarrollan auto eléctrico que no contamina al planeta: Conacyt

Mexicanos desarrollan auto eléctrico que no contamina al planeta: Conacyt

Compartir:

Se trata de un vehículo utilitario eléctrico y de alta eficiencia energética que opera con gas hidrógeno como combustible, produciendo solo ¡emisiones de agua pura!

Fue desarrollado por científicos del Instituto Nacional de Electricidad y Energías Limpias (INEEL), del Centro Nacional de Investigación y Desarrollo Tecnológico (Cenidet), del Instituto Potosino de Investigación Científica y Tecnológica (Ipicyt), de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP) así como del Centro de Investigación en Mecatrónica Automotriz (CIMA) del Tecnológico de Monterrey, campus Toluca.

Esta tecnología llega en momentos en que los altos niveles de contaminación son una noticia cotidiana en las grandes ciudades y viene de la mano de investigadores mexicanos que han desarrollado este vehículo que no deja huella de carbono en el planeta, debido a que no utiliza ningún tipo de combustible fósil, de acuerdo con un comunicado del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt).

 

¿Cómo surgió?

AutoElectrico2Conacyt
Hecho en México.

Del proyecto Vehículo Eléctrico Utilitario con Celdas de Combustible a Hidrógeno realizado con recursos del Fondo Sectorial Conacyt-Secretaría de Energía-Sustentabilidad Energética de 2012 a 2016, cuyos resultados de pruebas de desempeño ya fueron entregados al Conacyt.

Fue diseñado como transporte utilitario que se emplea en diversas industrias y actividades, por ejemplo, en aeropuertos para traslado de equipaje, personal u otras cargas útiles, o bien en flotillas de reparto. Está diseñado para soportar un peso de alrededor de 450 kilogramos y tiene una autonomía de 60 kilómetros (km) de recorrido con el uso de medio kilogramo de hidrógeno y 20 km adicionales si se utiliza la energía almacenada en las baterías y supercapacitores.

A lo largo de cuatro años, y bajo la coordinación administrativa del Cenidet, por acuerdo del consorcio, este equipo de trabajo desarrolló el proyecto que, al tratarse de una tecnología emergente, requirió plantear propuestas de solución en el manejo de energía híbrida, en el empaquetamiento de los diversos elementos tecnológicos desarrollados, almacenamiento y despacho de combustible, así como en el diseño automotriz adecuado.

 

¿Vehículos eléctricos?

Los que existen actualmente en el mercado funcionan con baterías que se recargan a través de tomas eléctricas, con electricidad producida en plantas generadoras de energía a partir de la quema de combustibles fósiles, emitiendo gases de efecto invernadero a la atmósfera en los sitios donde son ubicadas. Es así que este proyecto de desarrollo tecnológico representa una oportunidad para potenciar el uso de vehículos realmente amigables con el medio ambiente al usar un combustible que puede producirse a partir de fuentes renovables de energía.

 

LO DIJO:

“Vista de una manera simple, la celda es un sistema electroquímico al que se alimenta gas hidrógeno y un oxidante, que puede ser oxígeno puro o aire. Estos elementos se hacen reaccionar al interior de la celda produciendo electricidad (como principal producto) y agua (como residuo de la reacción)”.

—Félix Loyola. Miembro de la Sociedad Mexicana del Hidrógeno.

 

PARA SABER:

El prototipo del vehículo consta de una planta de potencia de cuatro módulos de celdas de combustible (de 100 celdas cada uno), baterías de ion litio y supercapacitores (para la recuperación de energía de frenado) integrados en una configuración eléctrica en paralelo. La capacidad de cada una de las fuentes del sistema híbrido se definió a través de la evaluación del requerimiento energético del vehículo, en función de su aplicación como tipo utilitario.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir:

Deja un comentario