La dosis correcta de tiempo en pantalla para niños

La dosis correcta de tiempo en pantalla para niños

¿Qué nos dice la investigación sobre las reglas de tiempo de pantalla para sus hijos?

En 2011, la Academia Americana de Pediatría (AAP) recomiendó que los niños menores de 2 no deberían ver la televisión, y los niños un poco mayores, debían limitarse a 2 horas de tiempo de pantalla por día. Esto suena bastante fácil si no eres padre, pero cuando tienes un pequeño, la idea de mantenerlo alejado de cualquier pantalla suena poco realista; tan poco realista que 5 años después la AAP cambió su política. Ahora recomiendan que los padres mantengan a los bebés menores de 18 meses de edad lejos de cualquier pantalla tanto como sea posible, a menos que sea el video chat con los abuelos u otros parientes.

Muy probablemente, el cambio de actitud de la AAP refleja que las pantallas se han convertido en parte de nuestra vida cotidiana y tenemos que tomar decisiones sobre cuándo y cómo regular el uso del tiempo de pantalla de nuestros hijos. Aunque algunos investigadores estarían de acuerdo, un poco de tiempo en pantalla no es tan malo, siempre y cuando tengas la perspectiva correcta acerca de lo que las pantallas son y lo que no lo son, y sobre lo que pueden y no pueden ofrecer a sus hijos. Esto es lo que la investigación nos puede decir:

1. Las pantallas son un medio por el que los niños pueden aprender si el contenido es educativo. Sin embargo, esto sólo es cierto para los niños mayores y hay poca evidencia de que niños menores de 2 aprendan a través de pantallas. De hecho, existen dudas acerca de si los bebés y los niños pequeños pueden incluso comprender el contenido de lo que están viendo en las pantallas. Por lo tanto, está bien dejar que sus hijos vean un poco de PBS Kids, siempre y cuando usted no está esperando que enseñar a sus bebés a leer.

2. En sí mismas las pantallas no son realmente malas para sus hijos. No hay evidencia de que el acto de ver TV o jugar con un iPad haga a los niños más tontos, perjudique su vocabulario o nivel de lectura, o los haga fallar en matemáticas. El tiempo de sustitución es lo que puede ser perjudicial para el aprendizaje, por ejemplo, si su hijo está viendo la televisión en lugar de jugar al aire libre o hacer su tarea. Así que si el tiempo de pantalla está reemplazando una potencial pelea con un hermano durante un largo viaje en coche, puede ser una gran herramienta, pero si está reemplazando momentos en que sus hijos pueden estar jugando afuera con sus amigos, probablemente no es tan bueno. La conclusión es, el juego activo es siempre mejor que el uso de una pantalla, por lo que si el tiempo de pantalla está reemplazando el tiempo de juego, tal vez es hora de poner el iPad a distancia.

3. Las pantallas pueden distraer a los niños si se les deja en segundo plano. Hay investigaciones que sugieren que la televisión de fondo distrae a los niños de otras actividades, como jugar con juguetes o hablar con sus padres. La distracción también reduce la calidad del juego de los niños. Así que si su niño no está sentado para ver para ver Plaza Sésamo, lo mejor es dejar el televisor apagado.

4. Las pantallas no pueden enseñar a sus hijos más de lo que tu puedes enseñarle. Aunque hay algunas investigaciones que sugieren que los niños pueden aprender del tiempo en pantalla o programas de televisión educativos, hay un montón de investigaciones que demuestran que los niños aprenden mucho mejor mediante la interacción con sus padres, amigos y maestros, y aprenden mejor de las pantallas observando junto contigo.

5. El contenido que sus hijos consumen en pantalla es de lo más importante. Hay una creciente evidencia de que el consumo de medios que contengan contenidos violentos (incluyendo videojuegos, televisión y video) incrementan el comportamiento agresivo en los pequeños. Con la innumerable cantidad de espectáculos y aplicaciones educativas disponibles para los niños en estos días, no hay ninguna razón por la que deberían estar viendo la programación dirigida a los adultos, en especial de programación que contiene violencia.

Con estas ideas en mente, una regla de oro para el tiempo de pantalla permisible puede ser el preguntarse que están dejando se hacer sus pequeños por estar frente a un monitor. Pero si sus hijos quieren pasar todo su tiempo con pantallas en lugar de jugar al aire libre, podría ser el momento para ponerle algunas reglas. De hecho, las nuevas recomendaciones de la AAP implican la creación de un plan familiar para el tiempo de pantalla, por lo que los padres pueden enseñar a los niños acerca de su uso adecuado.

Fuente: Psychology Today

¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Deja un comentario