¿Galletas y papas fritas en la oficina? | Desarrolla IPN botana nutritiva para colación

¿Galletas y papas fritas en la oficina? | Desarrolla IPN botana nutritiva para colación

Si eres de los que cotidianamente hace una pausa en el trabajo de oficina para ir a la tiendita por un poco de comida chatarra para amortiguar el hambre mientras llega la hora de la comida, debes saber que es lo más inadecuado que puedes hacer.

Galletas, papas fritas o dulces, entre otros productos de este tipo fue lo que alumnos de la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Biotecnología (Upibi) del Instituto Politécnico Nacional observaron que la mayoría de los oficinistas es lo que consumen entre comidas, es decir, solo alimentos ricos en químicos, almidones y grasas.

Estos componentes satisfacen el hambre de las personas pero no proporcionan la cantidad necesaria de energía diaria, señalaron Blanca Margarita Acosta Álvarez y Óscar Covarrubias Camacho.

Por ello y buscando reducir el consumo de alimentos con grandes cantidades de almidones y químicos que se acostumbran como colación, estos jóvenes desarrollaron una botana elaborada a base de sémola de trigo, cebada y harina de lenteja.

 

LO DIJO:

“La botana no sustituye ningún alimento, su consumo satisface la necesidad energética entre comidas, proporciona fibra, nutrientes y aminoácidos que la convierten en una colación completa”.

—Blanca Margarita Acosta Álvarez. Desarrolladora del proyecto.

 

La barriga llena de hambre

El producto va dirigido principalmente a personas que trabajan en oficinas, que tienen poca actividad física y que buscan un alimento rico y rápido.

Esta botana ofrece los nutrientes necesarios para acumular energía suficiente que permita realizar las actividades diarias de un oficinista.

 

¿Qué es?

Son unos palitos de harina de lenteja, sémola de trigo y cebada, acompañados de un aderezo hecho con aceite de oliva, mayonesa, chile chipotle, especias y queso parmesano.

La elección de los ingredientes se decidió con base en las aportaciones de nutrientes.

La cebada es rica en aminoácidos, deficiente en la harina de trigo, la lenteja aporta gran cantidad de minerales y potasios que ayudan a reducir la ansiedad y provocan sensación de satisfacción.

 

¿Cómo se elabora?

Todo comienza con la molienda de los granos. Luego se realiza el mezclado de todos los ingredientes hasta formar una pasta homogénea, se procede al amasado y se da forma a los palitos para pasar al horneado.

 

¿Qué se pretende?

Disminuir la obesidad a través de la reducción del consumo de grasas, para satisfacer los requerimientos de energía de las personas que no comen por hambre sino por ansiedad. La botana puede ser consumida por cualquier persona, gracias a que es horneada y no frita, esto aporta cantidades mínimas de grasa saturada.

 

PARA SABER:

La botana no contiene conservadores pues fue sometida a diferentes tratamientos para obtener un producto cien por ciento natural y junto con el envase de plástico de alta densidad permiten un tiempo de vida del producto de dos meses a temperatura ambiente.

 

Con información del IPN.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]