¿Cuánta azúcar tienen realmente los alimentos que consumimos a diario?

¿Cuánta azúcar tienen realmente los alimentos que consumimos a diario?

Compartir:

Algunas de las principales enfermedades a las que predispone el consumo excesivo de azúcar son: obesidad, diabetes, enfermedades cardiovasculares y caries.

Quizá esto no sorprenderá a nadie, pero lo que sí que se nos puede escapar es que muchos de nosotros solemos asociar  ese “consumo excesivo de azúcar” con pasarnos el día comiendo dulces, golosinas y bebiendo refrescos azucarados. Pero lo realmente preocupante del asunto es la gran cantidad de azúcar que consumimos casi sin ser conscientes de ello.

Para evitar un excesivo consumo de azúcar es necesario, al menos, tener ciertos conocimientos alimentarios, para así poder replantear la ingesta determinados alimentos y escoger otros en su lugar que no nos aporten cantidades tan grandes de azúcar. La Organización Mundial de la Salud recomienda consumir un promedio de 25g de azúcar al día. Con este objetivo, ESPEJO te presenta un listado con algunos de los alimentos más consumidos que contienen mucha azúcar:

Cacao en polvo:

Cuando hablamos de cacao en polvo, no referimos a aquel al que solemos añadir a la leche para darle un toque chocolatoso. Sus principales ingredientes son la propia azúcar y un poco de cacao desgrasado. Muchas veces se pasa por alto, pero lo cierto es que la cantidad de azúcar de este producto es casi tan alta como la de azúcar pura. Esto supone que 2 cucharaditas de cacao soluble nos aporten 15g de azúcar, una exageración por el simple hecho de dar algo de sabor a la leches.

Cereal de desayuno:

Los cereales de desayuno, por más que algunos traten de disfrazarlo, no son una opción realmente saludable porque su aporte de azúcar en algunas variedades puede llegar a ser de casi 50g por cada 100g de producto.

 

Galletas:

Las galletas (de todo tipo) y la bollería (como madalenas, bizcochos y demás) también contienen demasiada azúcar. En prácticamente todos los casos más de 20g de azúcar por cada 100g de producto.

 

Refrescos azucarados o bebidas energizantes:

Pudiera parecer que al ser líquidos su aporte energético y de azúcares no puede ser tan elevado. Pero la cantidad de azúcar que puede tener una simple lata es de más de 35g. Además, muchas investigaciones científicas relacionan su consumo con un mayor peso corporal, además de que hacen más propensa la aparición de enfermedades cardiovasculares, diabetes y síndrome metabólico.

Barras de Chocolate:

En estas golosinas es normal encontrar en su composición hasta un 60% de azúcar, y es que el cacao por sí solo no es dulce, sino más bien tiene un sabor agrio. En el caso del Chocolate negro podríamos despreocuparnos un poco más porque encontramos solo un 30% de azúcares frente a 70% de cacao.

Mermeladas:

Inclusive las mermeladas caseras representan un peligro para la salud si se consumen en exceso. Están hechas de un 50% azúcar y 50% fruta, además las comercializadas tienen una cantidad impresionante de conservadores ya que una mermelada casera solo puede durar una semana sin que se empiece a perder.

Postres lácteos:

En el súper muchas veces los vamos a encontrar camuflados tras el saludable reclamo de ser ricos en calcio; entre ellos encontramos los flanes, natillas o incluso ciertos yogures, que pueden aportar más de 30g de azúcar por unidad, por lo que deberíamos acostumbrarnos a no consumir estos alimentos tan dulces y escoger los lácteos menos procesados y/o sin azucares añadidos.

Salsas de tomate:

No hay que confundirse, los tomates son científicamente frutas, inclusive ya se pueden encontrar en algunos supermercados naturistas mermeladas de este ingrediente. Si bien no tienen una cantidad desorbitada de azúcar, sí que es normal que muchas salsas de tomate contengan mucho más azúcar del que deberían. Esto ocurre porque la industria lo añade para asegurar un sabor  muy agradable y evitar cierta acidez que también produce la ya mencionada fruta.

Golosinas/Caramelos:

Estos obviamente no están en el último puesto por ser los alimentos que menos azúcar poseen, sino porque se les supone un consumo un poco menos usual, esto según las recomendaciones médicas generales. Porque en el caso de las golosinas, chucherías o caramelos el contenido de azúcar es el mismo que el del propio azúcar, es decir, se tratan de unos productos casi elaborados exclusivamente con azúcar, jarabes de azúcares y colorantes.

 

Conocer el contenido calórico que nos aportan los alimentos que consumimos día a día es una tarea que debe realizarse si es que se quiere cuidar la figura o bajar de peso (y más en esta época que está tan de moda ser Fitness); también nos ayuda a pensar y calcular cuánto ejercicio hay que hacer para poder quemar todas la carga calórica que nos aportan, y por supuesto, saber que alimentos evitar.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: