LO LEGAL ES | ¿Decidido a cancelar tu tarjeta de crédito? ¡Ocuparás paciencia!

LO LEGAL ES | ¿Decidido a cancelar tu tarjeta de crédito? ¡Ocuparás paciencia!

Compartir:

Muchos creemos que los bancos nos van a tratar con la misma atención y facilidad en los procesos que nos brindan cuando nos ofrecen sus productos financieros, pero nos damos cuenta que, una vez con el plástico en mano, todo cambia, y más cuando queremos deshacernos de él.

Si tienes, o has tenido alguna tarjeta de crédito, seguramente sabes las facilidades que te dan los promotores para entregarte la tarjeta —incluso algunos te ayudan a mentir un poco en cuanto a los ingresos que percibes, referencias telefónicas, entre otras cosas.

La primera vez que pasamos al área de Servicio al Cliente es cuando nos damos cuenta que no todo es risa y diversión. Comienzan los primeros dolores de cabeza. Sobre todo, insisto, cuando quieres cancelar el plástico.

Hay muchas razones para querer cancelar una tarjeta de crédito: mal servicio de parte del banco, intereses altos, incluso evitar la tentación de gastar más de lo que podemos. Sea cual sea la razón, puedes cancelar la tarjeta de crédito en cualquier momento y el banco no debe obligarte a lo contrario.

Antes de empezar el proceso de cancelación, debes cerciorarte de que tu cuenta esté sana y por sana me refiero a que no tengas ningún adeudo. Debes tener tu cuenta en ceros, de lo contrario no se puede llevar a cabo el proceso de cancelación.

 

PARA SABER:

Existen casos en los que liquidas el total del adeudo de tu tarjeta, pero lo hiciste fuera de tu fecha límite de pago; esto quiere decir que, en tu fecha de corte te llegará un interés moratorio por el pago fuera de la fecha límite, el cual deberás liquidar para tener la cuenta en ceros.

Una vez en ceros, es hora de notificar al banco tu decisión de cancelar el crédito. Existen muchas maneras de hacerlo, pero te recomiendo que lo intentes vía telefónica la primera vez, así te evitas el disgusto de ir al banco y que te digan que es por vía telefónica. Normalmente, en la parte de atrás de la tarjeta viene un número 01.800 al que te puedes comunicar.

Mucho cuidado, las personas que te atienden cuando quieres cancelar tu crédito tienen una misión: no dejarte ir.

Es aquí cuando debes mantenerte firme (¡tolerante!) en tu decisión de cancelar el crédito. Al igual que cuando te hicieron el trámite para adquirirlo, en esta parte te vuelven a tratar con mucha atención y te empiezan a ofrecer promociones para que no te vayas. Una de las más comunes, es que no te cobrarán la siguiente anualidad.

Si la cancelación es vía telefónica, muchas veces te dejan demasiado en tiempo de espera para que te desesperes y cuelgues. Te hacen muchas preguntas y te ponen muchas trabas para que te canses y desistas. ¡Sé persistente! Recuerda anotar los datos de la llamada: fecha y hora, nombre de la persona que te atendió y demás datos que consideres importantes.

La persona que te atiende tiene que proporcionarte un número de folio, un comprobante de cancelación, o cualquier documento que acredite el movimiento.

El crédito debe quedar cancelado al siguiente día hábil de haber hecho el proceso. Y, después de la siguiente fecha de corte, solicita un estado de cuenta o una carta de no adeudo que acredite que tu cuenta está en ceros.

Si te piden devolver el plástico, debes dejar por escrito que así lo hiciste, y el plástico lo deben destruir en tu presencia. En caso que no lo tengas por robo o extravío, así lo debes expresar en el escrito, bajo protesta de decir verdad.

Muchas veces, después de cancelar la tarjeta, los bancos ya no te permiten volver a solicitar un nuevo crédito. De igual manera, puedes solicitar un nuevo crédito en cualquier otro banco.

Sigue estos consejos que te harán el proceso un poco más relajado. Y si te ponen cualquier traba, puedes expresar tu inconformidad en la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef): 01.800.999.8080.

 

¿Qué dice la ley?

La Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros, en su artículo 10 Bis 1, nos da el derecho a cancelar el crédito en el momento en que así lo decidamos. Y a la letra dice:

En los créditos al consumo otorgados por Entidades, la terminación del contrato podrá hacerse en cualquier momento por parte del cliente acreditado, en cuyo caso la relación jurídica derivada de los recursos previamente dispuestos, solo continuará en vigor para efectos del pago del principal con los intereses y accesorios que correspondan al crédito otorgado, procediendo a la cancelación del medio de disposición, en su caso.

 

Haz llegar esta información a familiares, amigos, conocidos y colegas. Que sepan que la ley está de su lado y que no pueden ser obligados a mantener un crédito bancario contra su voluntad.

Y recuerda que de nada sirve conocer tus derechos si no los haces valer.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: