Científicos mexicanos preparan las primeras pruebas de vacunas contra el zika

Científicos mexicanos preparan las primeras pruebas de vacunas contra el zika

Compartir:

Arturo Reyes Sandoval y César López Camacho, son dos científicos mexicanos que han desarrollado vacunas para combatir los virus de Zika y Chicungunya, mismas que pronto comenzarán a ser probadas en seres humanos en su primera fase clínica que será a finales de 2017.

Estos proyectos de investigación son desarrollados actualmente en el Instituto Jenner de la Universidad de Oxford. Hubo la necesidad de dedicar sus esfuerzos de investigación tras la alerta emitida por la OMS en 2016 por las picaduras del mosquito Aedes aegypti en el continente americano, mejor conocido como mosquito del Zika y dichas investigaciones están orientadas a combatir la posible microcefalia en bebés de mujeres que durante su embarazo hubieran sido picadas por el mosco transmisor.

Para poder realizar esta investigación, Arturo Reyes Sandoval recibió financiamiento del Gobierno británico y con ese dinero se desarrollaron 12 vacunas que serán probadas para determinar cuál de ellas es la mejor. Una vez que las vacunas estén desarrolladas, se procederá a la fase clínica 1, donde la vacuna se administrará a un grupo de personas sanas y se evaluarán sus reacciones, esto permitirá medir las respuestas inmunológicas a un antígeno específico. En principio, estas vacunas serían para combatir el zika y chikungunya, pero hay otras que aún están en etapa de prueba con animales que servirían para combatir el dengue.

Terminando la fase clínica 1 que permitió la producción de entre 100 y 200 dosis de la vacuna, se llevará a cabo la fase clínica 2, es decir, aquella en la que se harán más vacunas pero se utilizarán en personas que están en riesgo, es decir, aquellos que habiten en México y Brasil, donde se han dado más casos de estas enfermedades.

A pesar de la falta de literatura médica sobre estos virus, los investigadores decidieron que debían secuenciar el genoma para encontrar similitudes con otras enfermedades, así es como supieron que el dengue, el zika y el chikungunya tienen bases similares.

 

LO DIJERON:

“Cuando nosotros iniciamos la investigación, muy pocos científicos tenían conocimiento de este virus… la verdad es que no había nada. Pero lo que encontré es que en el banco de genomas, algunas secuencias de organismos como mosquitos o macacos que habían sido afectados por el virus del Zika ya estaban publicadas, entonces, por biología molecular se extrae el genoma viral para estudiarlo. El resultado son todas las secuencias que te van a decir qué genes están codificando”.

—Arturo Reyes Sandoval. Investigador.

 

La producción de vacunas para utilizar en seres humanos debe ser aprobada por varios organismos internacionales, y además debe estar sujeta a estrictas regulaciones para que sea segura y no cause un perjuicio al sujeto de prueba, sin embargo, el financiamiento para la producción de la vacuna contra el zika en su fase 2, ya está asegurado.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: