Acción poética | De las paredes a las redes

Acción poética | De las paredes a las redes

Compartir:

Aunque el movimiento inició hace más de 15 años en la ciudad de Monterrey, Nuevo león, el auge de las redes sociales como Facebook y Twitter lo popularizaron masivamente en toda Latinoamérica a partir del año 2010, cuando empezaron a circular las fotografías de los fragmentos de poesía plasmados en bardas de diferentes ciudades de México y Sudamérica.

Luego de un buen tiempo sin saber del movimiento que nació por la iniciativa del poeta mexicano Armando Alanis Pulido, este ha encontrado un segundo aire a través de redes como Instagram o Tumblr, pero ya sin el esfuerzo que implica teñir todo un muro de blanco para colocar un pequeño fragmento de poesía. Ahora todo se reduce a una pequeña nota en un post-it, un verso en alguna página de una libreta o una frase motivacional redactada a mano para darle autenticidad al asunto, sellada siempre con el hashtag #AcciónPoética.

 

 

No siempre se trata netamente de poesía, el movimiento ha encontrado la forma perfecta para unir a los grandes exponentes clásicos del género literario con las formas más contemporáneas del poema. Lo realmente curioso es como las diferentes culturas urbanas y los perfiles civiles de cada lugar le han ido dando un toque característico al movimiento en cada ciudad a la que llega esta revolución poética.

 

 

 

 

Desde frases románticas hasta llegar a uno que otro piropo en forma de verso, el arte de la poesía ha encontrado un nuevo nicho entre los cibernautas que se dedican a compartir estas expresiones a través de redes sociales y otros más han conseguido popularidad mediática al compartir sus creaciones en formato de imagen a través de Facebook o Instagram.

Aunque la idea original era poder llenar las ciudades de arte usando un medio prácticamente olvidado y descuidado, como las paredes, esta se convirtió en la plataforma de expresión idónea para poetas locales que a través de pequeñas frases han ido cimentando su carrera en el mundo de la literatura.

Muchos bromean en internet asegurando que el movimiento se quedó sin presupuesto y aunque aún se pueden ver algunas bardas melancólicas con románticas leyendas en las ciudades de México y Sudamérica, en realidad esta corriente encontró un medio más eficaz, directo y económico para no dejar morir la poesía latinoamericana.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: