Cosas del amor | Te han estado mintiendo: los polos opuestos ya no se atraen

Cosas del amor | Te han estado mintiendo: los polos opuestos ya no se atraen

Compartir:

Las más épicas novelas románticas, las películas clásicas del drama, las series en Netflix, e incluso las telenovelas sobreactuadas se han encargado de afirmar la sentencia de que una relación amorosa compuesta por personalidades diferentes logran complementar la pareja perfecta… pero al parecer no es así.

Un estudio reciente realizado por Michal Kosinski, profesor de la Universidad de Stanford y centrado principalmente en la actividad de usurarios de redes sociales, reveló que en gran medida los usuarios empedernidos de este tipo de aplicaciones de relación humana tienden a buscar contactos que sean muy parecidos a ellos.

A través de una serie de encuestas realizadas a usuarios de la red con respecto a su personalidad y posteriormente sobre las cualidades que busca en una pareja, se llegó a la conclusión de que las personas buscan compañeros con los que puedan compartir no solamente los mismos gustos, aficiones o ideales, sino los mismos sentimientos y reacciones.

Estas encuestas fueron realizadas de manera muy minuciosa a través de Facebook para que los encuestados no descubrieran de qué se trataba esta investigación y así poder obtener respuestas más certeras y objetivas para el trabajo que preparaba Kosinski.

Aunque anteriormente existían estudios realizados de manera rudimental entrevistando a parejas de manera directa, este proceso realizado por un grupo de investigadores de Stanford desmiente uno de los hitos que giran en torno a la mayoría de historias de amor que conocemos.

Otros tópicos importantes para la selección de pareja como el atractivo físico, o el efecto halo que nos obliga a llenar de atributos positivos a ciertas personas que poseen una característica que nos gusta en demasía, cuando en realidad buscamos a personas que se identifiquen con nosotros y que ubicamos en un nivel estético muy equivalente al nuestro para reducir la posibilidad de un posible rechazo.

El ideal de encontrar un amor de película con una historia llena de drama y desventuras, no es precisamente un escenario que busquen las parejas correspondientes a las nuevas generaciones. Esta sentencia de la búsqueda de la afinidad no corresponde únicamente a las relaciones de pareja, sino también a la búsqueda de amistades con las que se puedan compartir intereses comunes para hacer más llevadero el tiempo en el que las personas se mantienen off line.

Ahora ya lo sabes, las nuevas tecnologías están guardando en el baúl historias de amor como las de Marge y Homero Simpson y le están dando cabida a nuevos ideales para elegir mejor a nuestros prospectos para formalizar una relación más estable en la que podamos compartir de todo.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: