Copiar o ser copiado | Cuando los políticos se quedan sin ideas y copian los discursos de otros

Copiar o ser copiado | Cuando los políticos se quedan sin ideas y copian los discursos de otros

Como si se tratara de una técnica de último recurso para salvar el trimestre en la secundaria, políticos del mundo han optado recientemente por parafrasear discursos que han sido pronunciados en el pasado, llegando a ser en algunos casos muy evidentes.

El más sonado y que actualmente está causando revuelo en redes sociales es el de exalcalde del municipio de San Damián Texoloc, Tlaxcala, Miguel Ángel Covarrubias Cervantes (del PRD, hay que decirlo). El representante mexicano se adueñó de las palabras de Frank Underwood, personaje ficticio de la serie House of Cards que actualmente se transmite por Netflix.

Covarrubias Cervantes consideró que utilizar las palabras de Underwood sería una buena manera de atraer la atención mediática a nivel internacional, y lo logró.

Aquí está “su discurso”:

Y aquí está su “inspiración”:

Seguramente Covarrubias en un principio pensó que nadie se daría cuenta, pero se equivocó porque solo tuvieron que pasar unas horas para que alguien lo descubriera y pusiera en alerta a Netflix para que, como es costumbre, le dieran una majestuosa respuesta:

Copiar o ser copiado, he ahí el dilema

Pero Covarrubias no fue el único, ni el último que usó este recurso para dar un discurso. Hace unos meses también descubrimos que el magnate hombre de negocios y presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, utilizó el discurso de graduación de la protagonista de la película Legalmente Rubia (en serio), Elle Woods. Esto fue dado a conocer por el presentador Jimmy Fallon en su programa The Tonight Show:

Melania Trump, la primera dama de los Estados Unidos no podía dejar atrás a su esposo y también decidió que era una buena idea tomar prestadas unas palabras de su antecesora Michelle Obama:

¿Piensas que ahí queda la lista? ¡No!

También la excontendiente a la Presidencia de Francia y ultraderechista, Marine Le Pen, en su momento fue duramente criticada en las redes sociales por copiar secciones de un discurso de su rival conservador, François Fillon.

Como estos casos seguramente hay muchos más alrededor del mundo y registrados en la historia, como lo fue en su momento la tan polémica tesis de nuestro presidente Enrique Peña Nieto.

Esta técnica parece ser una tendencia que da resultados pues logran llamar la atención. Convencidos estamos que no será la última vez que esto sucede. ¿Qué más se puede hacer cuando el deseo de poder es tan grande y las ideas innovadoras tan pocas?


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]