Porque soy milenial | Puedo apoyar a la comunidad LGBT, sin ser parte de ella

Porque soy milenial | Puedo apoyar a la comunidad LGBT, sin ser parte de ella

Los estigmas sociales que envuelven a la diversidad sexual y la constante lucha por la aceptación de sus derechos civiles ha ido evolucionando paulatinamente y adecuándose a los estándares ideológicos de cada generación. Los milenials son concebidos como una generación experimental de grandes cambios no solo en hábitos de consumo, dominio tecnológico y posturas frente a problemáticas y temas de interés social que necesitan ser atendidos.

Si formas parte de la generación milenial, es decir, tienes más de 18 años, pero no rebasas los 35, seguramente tienes una postura un tanto más abierta que la de tus padres ante la diversidad sexual y los movimientos sociales que la comunidad LGBT fomenta.

En la época de nuestros abuelos, ser gay, lesbiana o bisexual no era bien visto, era algo de lo que no se hablaba y que causaba rechazo por parte de la sociedad. En cambio, quienes forman parte de la generación “Y” son más tolerantes y aceptan con más naturalidad conductas sexuales alternas, sin cuestionar sus preferencias o etiquetar a quienes tienen predilecciones y tendencias diferentes.

Con menos conflictos que sus antecesores pero aún con ideas vagas del modelo educativo empleado por sus padres, los milenials han generado una serie de polémicas ligadas a la convivencia con los miembros de la comunidad LGTB, principalmente con el sector homosexual que es el más numeroso, dando lugar a tabús sobre las prácticas afectivas del grupo.

 

¿Se puede tener amigos homosexuales, sin ser homosexual?

Las relaciones interpersonales están ligadas siempre a similitudes en gustos y preferencias, en la mayoría de los casos las mujeres son las más abiertas para entablar relación con personas que tienen preferencias sexuales distintas. El machismo, las ideas religiosas y sobre todo los estigmas de salud ligados erróneamente a la comunidad LGBT deterioraron por mucho tiempo la apertura a una relación cordial entre ambos tipos de personas.

El factor principal para que existan ciertos tipos de discordias de las personas heterosexuales podría ser la paranoia, el pesar que la otra persona pueda malinterpretar la relación y querer llevarla a un nivel que la otra no tenía contemplado.

 

LO DIJO:

“Por supuesto que se puede, los estigmas que se venían arrastrando de generaciones atrás con respeto a la comunidad LGBT poco a poco se han ido dejando de lado. Hoy en día la aceptación y sobre todo el apoyo a la lucha por los derechos de este sector es muy bien visto por parte de la comunidad heterosexual, las redes sociales y su apertura para estos grupos han conseguido derribar estos muros”.

—Karen Torres. Psicóloga.

 

Los tiempos han cambiado, la generación milenial fue solo el primer paso de este proceso, ya que los contenidos informativos y de entretenimiento destinado a sus sucesores, la generación z son aún más abiertos y enfocados más a tratar el tema de la diversidad de una forma más natural y sin complejos.

 

Ahora ya lo sabes, si de repente te das cuenta de que compartes momentos de convivencia con personas con las que pensaste nunca llegar a hacerlo y los disfrutas de igual forma, es porque las relaciones interpersonales no se fundamentan en las preferencias sexuales, sino en los gustos afines y el afecto fraternal.

 

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: editor@revistaespejo.com