Sin Javier Valdez y sin justicia… dos meses ya

Sin Javier Valdez y sin justicia… dos meses ya

El 15 de mayo no se ha ido. Las autoridades encargadas de impartir justicia, con su incompetencia, no lo dejan ir. Los periodistas se han encargado de que no sea el “próximo pasado”: escriben, gritan, reclaman, se aferran al encargo de decir ‘No al silencio’. Los unos y los otros, todos dolientes de algún modo, se suman a la exigencia de justicia… justicia Javier Valdez.

Este sábado se cumplieron dos meses del asesinato del periodista y escritor Javier Valdez Cárdenas, fundador del semanario Ríodoce y corresponsal de La Jornada.

Periodistas, familiares y amigos siguen esperando que las fiscalías, tanto estatal como federal, esclarezcan este crimen, impune como tantos otros, y que la sociedad pueda saber quién o quiénes y por qué lo asesinaron.

En Culiacán, una vez más fue clausurada de manera simbólica la oficina del fiscal general del Estado, Juan José Ríos Estavillo, quien no atina en medio de tanta retórica y tecnicismos jurídicos impartir justicia en un mar de casos que han sacudido a la sociedad sinaloense, no solo al gremio periodístico, sino abogados, doctores, empresarios, comerciantes, jóvenes, mujeres, niños…

En la Ciudad de México, Griselda Triana, viuda de Valdez, reiteró el reclamo de justicia y lamenta que a dos meses de haber sido asesinado Javier, no hay señales de mínima respuesta: “Tenemos derecho a saber la verdad, ¿por qué lo mataron?”, dijo al asistir a un homenaje al que convocó el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés).

El viernes, un día antes de cumplirse los dos meses del asesinato, un grupo de periodistas, familiares y defensores de derechos humanos se dieron cita en la plazuela Álvaro Obregón de Culiacán para participar de un ayuno de 12 horas en protesta por la falta de resultados.

Ahí, Ismael Bojórquez Perea, director del semanario Ríodoce, dijo que no confía en ninguna de las fiscalías que están llevando la investigación del caso y anticipó que eso obligará a radicalizar acciones.

“No tenemos hasta ahora elementos para pensar que el crimen de Javier Valdez se vaya a aclarar y se vaya a castigar”, lamentó.

Han transcurrido dos meses y el 15 de mayo parece haberse estacionado en Culiacán, una capital que llora y reclama justicia para Javier Valdez desde ese fatídico lunes.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]