Pide Adecem mayor gasto productivo y menos gasto social

Pide Adecem mayor gasto productivo y menos gasto social

A pesar del gasto social la pobreza no disminuye, señala el presidente de la Adecem.

Todas las autoridades deben llevar a cabo una reorientación de su presupuesto y dejar de darle mayor peso al gasto social para darle prioridad a programas que incidan en elevar la productividad de las empresas, pues finalmente la riqueza que estas generan se distribuyen en la sociedad con más empleos y mejor pagados, lo que mejora la calidad de vida de la población.

Ello lo señaló Julio César Silvas Inzunza, presidente de la Alianza para el Desarrollo y Competitividad de las Empresas, quien puntualizó que es de suma importancia entender que hoy en día el papel del sector privado es indispensable para el sano crecimiento de la economía y la generación de riqueza.

También hay que entender, dijo, que el sector público ya es muy grande e insostenible. “Por tanto, el reto está en el diseño de una política pública de fomento al desarrollo económico que sea incluyente y convoque a todos los agentes económicos implicados, pues no podemos permanecer pasivos ante la llegada del futuro y los retos que ello implica”.

Es decir, dijo, no se puede seguir orientando los recursos del Presupuesto de Egresos de la Federación y estados a gasto social si antes no mejora la productividad de las empresas.

 

LO DIJO:

“Es un contrasentido, mientras que en México la productividad total de los factores de producción no ha crecido, los recursos a gasto social —en cambio—, han concentrado más del 50 por ciento del gasto programable. Es por ello que la pobreza no disminuye, porque la productividad no está creciendo lo suficiente y ello incide fuertemente en el mundo laboral”.

—Julio César Silvas. Presidente de la Adecem.

Entorno poco favorable para las empresas

El presidente de la Adecem observó que la economía de cualquier país ya está envuelta en un mundo altamente competitivo, y en el caso de México las empresas nacionales se enfrentan a un entorno poco favorable, con un sistema educativo poco vinculado con las necesidades productivas y con políticas de mercado laboral que imponen muchos retos, entre ellos, trabajar en la cantidad y calidad de la educación.

“En especial, en las ciencias básicas es donde tenemos pocos egresados y se debe avanzar en la pertinencia del sistema educativo con políticas de mercado del trabajo que articulen conceptos básicos de la educación y estrategias que impulsen el crecimiento y desarrollo de las empresas productivas”.

Aclaró que ello no implica dejar de apostarle a la producción de materias primas, sino trabajar en paralelo para potenciar lo que ya se tiene vía la agroindustria.

“Pero si volteamos a ver los casos de éxito en otras naciones del mundo, nos encontraremos que están enfocando sus esfuerzos en aprovechar su capital humano, atrayendo talento, conservándolo, apostando por la economía verde, las cadenas de valor, turismo o la revolución agrícola”, observó.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]