¿Cómo vamos? | Mexicanos, los más estresados del mundo por su trabajo

¿Cómo vamos? | Mexicanos, los más estresados del mundo por su trabajo

Compartir:

De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), México cuenta con el primer lugar a nivel global en cuanto a estrés laboral se refiere, por encima de países como China y Estados Unidos.

El estrés laboral es el resultado del desequilibro entre las exigencias y presiones a las que se enfrenta un trabajador, por un lado, y sus conocimientos y capacidades, por el otro.

75% de los trabajadores mexicanos padece del Síndrome de Burnout o fatiga por estrés laboral, una cifra mayor comparada con países como China y Estados Unidos, quienes obtuvieron un 73% y un 59%, respectivamente.

“Una mala organización del trabajo, es decir, el modo en que se definen los puestos y los sistemas de trabajo, y la manera en que se gestionan, pueden provocar estrés laboral”, explica la OMS en un reporte.

De acuerdo con estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el estrés, la depresión y la ansiedad que genera el trabajo, de la mano con los accidentes laborales, provocan pérdidas anuales equivalentes al 4% del Producto Interno Bruto (PIB) global.

Los síntomas del Síndrome de Burnout son bastante parecidos a los de la depresión clínica: una sensación recurrente de desmotivación, agotamiento mental acompañado de una menor tolerancia al estrés, falta de energía y menor rendimiento. Físicamente se manifiesta como dolor muscular y afectaciones psicológicas que se traducen en malestares corporales.

Algunas recomendaciones para evitar que este padecimiento impacte negativamente en tu salud física y mental, así como a tu productividad en la empresa donde trabajas, son:

 

  • Estar alerta a las señales de tu cuerpo

Dolores de cabeza, presión arterial anormal, problemas de digestión y una constante sensación de ansiedad, son algunos de los focos rojos del organismo cuando se enfrenta a grandes cantidades de estrés.

 

  • Desconéctate

Siempre es importante tener tiempo para ti mismo, recuperar el enfoque y recargar energía, y eso solo lo lograrás alejándote del trabajo en cuerpo y mente. Despeja las tardes y los fines de semana y evita revisar tu correo electrónico para no presionarte de más. Si esto es imposible, considera establecer horarios para responder mensajes y trabajar.

Tampoco es bueno esperarse hasta estar cansado para darte un respiro y reserva 15 minutos después de cada hora de trabajo para despejarte un poco, descansar la vista, estirar el cuerpo y respirar algo de aire fresco.

 

Piénsalo así: un coche que nunca se detiene a recargar combustible, difícilmente podrá llegar lejos.

  • Evita la vida sedentaria, muévete

Estar encerrado durante más de siete horas al día puede tener un efecto negativo en el estado de ánimo de cualquier persona. Es importante balancear el tiempo que pasas en la oficina con una actividad física, que incluso puede ser una caminata al aire libre. La actividad física te hará sentir mucho más relajado, además de que le hará bien a tu salud en general.

 

  • Organízate

Procura organizar tu trabajo de tal manera que puedas resolver todo a tiempo pero sin presionarte demasiado, y en tu agenda no olvides hacer espacio para ti mismo y las actividades que más te motivan a seguir adelante.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: