Por que soy milenial | Mis hijos, mis reglas

Por que soy milenial | Mis hijos, mis reglas

El sector milenial parece tener ideas muy fragmentadas en cuanto a la paternidad. Los hay entre los radicales que han decidido por una u otra razón no procrear y dedicar su vida a atender sus propias necesidades; los que decidieron seguir con el modelo educativo conservador como herencia familiar y los que han evolucionado la relación entre padres e hijos sustentada en la libertad.

Aunque la revista Time describió a este grupo como la generación “yo, yo y yo”, personas egoístas y narcisistas que creen que el mundo gira a su alrededor. Hombres y mujeres que, a pesar de ser profesionales, viven con sus padres muy pasados sus 20. Todo lo contrario a sus padres, quienes se esforzaban por trabajar mucho y conseguir un buen puesto laboral, sin dar más vueltas al cómo afectaba su calidad de vida o su vida familiar. Los milenials han luchado día con día para desestigmatizar a toda una generación a través de cambios periódicos en las conductas más negativas de sus antecesores, como la igualdad entre ambos géneros y el apoyo a la diversidad sexual.

Sin embargo, la paternidad se ha convertido en un tema que le ha venido generando a los milenials duras críticas con respecto a la formación de ciudadanos, más libres, abiertos y autodidactas que no se ensambla de manera idónea a los moldes que dejaron cimentados los baby bommers y la generación X.

Los milenials buscan criar niños que sean felices, fuertes, críticos e independientes y creen que esto posible a través de variadas formas de crianza. La accesibilidad a la información gracias al internet ha permitido a este grupo informarse sobre diferentes perspectivas para abordar las dudas de sus pequeños y hacer que desde una temprana edad comprendan temas tabú que anteriormente jamás fueron tomados en cuenta.

Los padres milenials han volteado a un horizonte lejano del arquetipo de familia tradicional y adoptando ideales menos convencionales sobre la estructura familiar. Desbaratando roles y figuras que ataban a cada miembro de la familia a tareas específicas que solo creaban identidades rígidas y patronales que no sirven de mucho en un entorno lleno de diversidad y de luchas de progreso.

Aún no sabemos cuál será el resultado de este nuevo modelo de crianza por el que han optado muchos padres milenials, lo que sí es evidente es que se tratará de una generación más abierta, que gozará de muchas libertades, que deberán ser mediadas por los valores integrales que solo el seno familiar puede brindar. Entre la libertad y el libertinaje, solo el tiempo nos dirá cuál será el destino que los milenials están cultivando con los dueños del futuro.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]