¿La patria es primero? | Víctimas de sismos pasan a segundo plano; partidos debaten sobre prerrogativas

¿La patria es primero? | Víctimas de sismos pasan a segundo plano; partidos debaten sobre prerrogativas

Ante la incapacidad de los políticos mexicanos por responder al llamado de urgencia que dejó el desastre de los sismos de septiembre, la clase política decidió ponerse a discutir sobre si se elimina o no el financiamiento público a los partidos, desatendiéndose aún más de las necesidades de las víctimas.

Valadés. Lean la Constitución.

A partir de la presión ciudadana (particularmente a través de redes sociales) para que los partidos políticos destinen al 100% las prerrogativas que reciben a la reconstrucción de las zonas afectadas y el bienestar de los damnificados, la subasta de dicho dinero público ha ido de la ridiculez de cifras mínimas de dinero disfrazadas en elevados porcentajes (el PAS, por ejemplo) a la renuncia total de tal recurso (propuesta por el PRI y el Frente Ciudadano por México).

Algunos expertos, como el doctor Diego Valadés, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y quien recomienda a los políticos leer la Constitución, han considerado, por ejemplo, que la iniciativa del PRI para eliminar el financiamiento público a partidos y reducir el número de legisladores resultaría en “un acto de irresponsabilidad”.

Casar. Cuidado con la demagogia.

“La democracia puede resistir a sus adversarios, pero está indefensa ante sus desertores. La eliminación de los diputados y senadores de representación proporcional es regresiva; excluiría del Congreso a una parte de la oposición”, escribió críticamente en su cuenta de Twitter el jurista.

Pero además, insistió, “la reducción del financiamiento a los partidos políticos a través del presupuesto sería inconstitucional”.

María Amparo Casar, ex secretaria general del Centro de Investigaciones y Docencia Económica (CIDE), también utilizó la misma red social para lanzar una advertencia: “Cuidado con la demagogia. Medidas populares y populistas producto del legítimo hartazgo. ¿Ahora queremos que el dinero privado defina las elecciones?”.

Murayama. Política y poderes fácticos.

El sinaloense Valadés Ríos le agregaría que no solo el dinero privado, sino también el llamado dinero negro, cosa con la que coinciden consejeros del INE, como Ciro Murayama, presidente además de la Comisión de Fiscalización, al señalar que cerrar la llave del dinero público a las fuerzas políticas podría derivar en la privatización de la política y en la injerencia de poderes fácticos ilegales en las campañas.

En medio de este debate, Alejandro Encinas, ex jefe de gobierno del entonces Distrito Federal (hoy Ciudad de México), pidió que “la poderosísima energía social desatada tras el sismo no sucumba ante la antipolítica. Mejor que se apropie de la política y de las calles”. En ello coincidió Diego Valadés, en reducir el costo electoral pero no desaparecer a los partidos, pues también desaparecería el pluralismo.

 

LO DIJO:

“Es un momento para la sensatez y la responsabilidad, no para propuestas cuyos autores saben que no prosperarán”.

—Diego Valadés Ríos. Investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM.

 

Encinas. La antipolítica.

El sinaloense, quien fuera procurador general de la República (PGR), señaló también que “el debate se está centrando en el dinero de los partidos y se están olvidando las necesarias acciones de apoyo a los damnificados”. Por ello recordó que todavía no se anuncia un plan rápido y eficaz para dar créditos de vivienda y mobiliario a los millares de damnificados en el país.

Y entonces lamentó con una gran dosis de crítica: “Los damnificados están pasando a un segundo plano; el debate es acerca de los partidos ¡y de la integración del Congreso!”.

Privatizar las campañas, terció también en Twitter María Marván Lavorde, politóloga y socióloga mexicana, sería ir directo a la plutocracia y el oscurantismo en los dineros de los programas sociales.

Marván. La plutocracia.

Por ello, señaló Valadés, es inaceptable regresar a antes de la reforma de 1977: “No podemos retroceder 40 años”.

“No se puede confundir la solidaridad humanitaria con el triunfo de la antipolítica, con el desmantelamiento de un sistema de partidos que llevó décadas construir, ni con la endeblez de las instituciones”, concluyó hoy Valadés Ríos en su artículo publicado en Reforma bajo el título de Sismo en las instituciones.

Mientras tanto, mientras los políticos debaten sobre qué hacer con el financiamiento público a los partidos, el reporte de muertos llegó a los 326 y contando… Y la ayuda oficial cada vez luce más incierta en la urgencia de reconstruir las zonas afectadas. Y eso que en lo más alto de la tribuna de la Cámara de Diputados la consigna es clara: “La patria es primero”.

 

PARA SABER:

Eliminar diputados federales plurinominales en este momento llevaría a que el PRI y el Partido Verde Ecologista de México (que trabajan juntos) se constituyan en una fuerza del 61% en la Cámara baja.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]