LO DICE LA CIENCIA | Tu cepillo dental podría estar contaminado por materia fecal

LO DICE LA CIENCIA | Tu cepillo dental podría estar contaminado por materia fecal

Compartir:

Compartir nuestro baño con otras personas podría ser un poco más peligroso de lo que pensamos. El cuidado dental es una de las culturas que muy pocos tienen y siguen correctamente en nuestro país. No solo se trata del estricto cuidado de nuestra dentadura, sino de los materiales que usamos para su cuidado.

Una investigación realizada en Estados Unidos a estudiantes de universidad que compartían baños con otros compañeros demostró que los cepillos dentales podrían estar expuestos a la contaminación por materia fecal. Independientemente de los métodos que los estudiantes usaran para guardar sus cepillos dentales, al menos el 60% estaban contaminados con heces fecales de otras personas, apunta esta investigación.

Y es que el principal problema no es la presencia de la materia fecal de la persona en su propio cepillo dental, sino cuando este se encuentra contaminado con heces de otra persona, que contiene bacterias, virus o parásitos que no son parte de la flora personal del propietario del cepillo dental, señala Lauren Aber, de la Universidad de Quinnipiac.

Utilizar métodos de protección como tapas para cepillos beneficia el crecimiento de bacterias en la cabeza del utensilio, y utilizar enjuagues tampoco resulta ser una opción que genere algún beneficio. La única medida que plantea la investigación es modificar las prácticas higiénicas propias y las de las personas que te rodean:

  • Nunca compartir cepillos dentales, son un sinfín de enfermedades que pueden ser transmitidas a través de las bacterias bucales y los restos de sangre que se podrían encontrar en los cepillos.
  • Lavar el cepillo cada vez que se use y colocarlo en posición vertical, de modo que se seque lo más rápido posible.
  • Evitar el uso de recipientes colectivos para cepillos, entre menos se crucen estas herramientas de higiene personal se garantizará un mayor cuidado bucal.
  • Cambiar los cepillos dentales por lo menos una vez cada cuatro meses.

Los hallazgos de la investigación realizada por la Universidad de Quinnipiac se presentaron esta semana en la reunión anual de la Sociedad Americana de Microbiología en Nueva Orleans y ya se encuentran siendo revisados para realizar publicaciones sobre el tema en revistas de interés científico.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: