Tema de la semana | Lecciones desde la tragedia

Tema de la semana | Lecciones desde la tragedia

Compartir:

A cuatro días del temblor, cabe hacer una pausa y observar las diversas lecciones que desde distintos ámbitos nos llegan para hacernos reflexionar cómo una tragedia puede sacar lo mejor de cada uno de nosotros.

Exactamente 32 años después del sismo de 1985, un nuevo temblor sacudió a la Ciudad de México y de nueva cuenta en todo el país la ciudadanía salió a las calles decidida a solidarizarse, a dejar de lado la desconfianza y ofrecer una mano a aquellos en desgracia.

El campo de guerra de opiniones y discusiones que son las redes sociales, callaron ante el dolor de miles y se volvieron canales efectivos y eficientes de comunicación.

Abundaron mensajes de apoyo, solicitudes de ayuda, personas ofreciendo su hogar, recabando despensas y poniendo de su parte para actuar ante el temblor que, además de la tierra, también sacudió la conciencia de todos los mexicanos.

Incluso el flujo de memes, que se caracterizan por su humor negro y ácido, paró y todo mensaje banal cedió el paso a imágenes de solidaridad y el gozo compartido por héroes como la perrita Frida, que ha ayudado a rescatar a más de 50 personas con vida de entre los escombros.

Ante una tragedia de tal magnitud, nos dimos cuenta que las opiniones sobran cuando es momento de actuar y de que no existen ideologías al momento de apoyar al prójimo.

Aquí sobraron divisiones de géneros, preferencia sexual, hábitos alimenticios, afiliaciones partidistas y religiosas, pues desde el 19 de septiembre del 2017, feministas, católicos, vegetarianos, hombres, mujeres y tantos más calificativos pasaron a segundo plano. En estos momentos nuestros ojos solo ven a hermanos ayudando a hermanos en necesidad. En estos solo somos mexicanos y eso basta.

Sin embargo, a pesar de la tragedia, hubo quienes no tuvieron los escrúpulos para aprovecharse y sacar partido al dolor ajeno. Personas que durante las primeras horas aprovecharon la confusión para saquear hogares; políticos que bloquean la llegada de ayuda con el fin de apropiarse de esta y capitalizarla políticamente pese al sufrimiento de las víctimas, así como la nueva telenovela de Televisa que mantuvo en vilo a miles de ciudadanos con la invención de la niña Frida Sofia. Todo ello nos deja también en claro que aún queda camino por recorrer en la reconstrucción de nuestra sociedad.

Pero si bien hubo hechos lamentables causados por personas sin empatía ni escrúpulos, la atención de la mayoría de los mexicanos sigue enfocada en lo importante, pues la reconstrucción de la Ciudad de México y demás ciudades afectadas por los sismos, serán el primer paso para una reconstrucción total de nuestra ya muy golpeada, pero siempre noble sociedad.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: