Tema de la semana | Disturbios en el Congreso: los que resultan responsables

Tema de la semana | Disturbios en el Congreso: los que resultan responsables

El martes 24 de octubre el Congreso de Sinaloa protagonizó un episodio de incivilidad que puso en riesgo a diputados y grupos en pugna que se hallaban dentro del recinto legislativo. Sin embargo, lo que más estuvo en peligro fue la vocación neutral para el debate y acuerdo que le es intrínseca al parlamento.

Después del momento de incivilidad que cimbró al principal pilar que posee Sinaloa para equilibrar la participación política y social, vino la búsqueda de culpables y el reparto de responsabilidades.

La 62 Legislatura, a través de la secretaría general, anunció que presentaría una denuncia de hechos ante la Fiscalía General del Estado para que se delimiten y sancionen conductas vandálicas, como si no estuvieran los sucesos a la vista de todos para valorarlos y condenarlos.

¿Quiénes resultan responsables? A reserva de que las autoridades lo definan, existen 5 elementos de injerencia que aportan luz sobre la raíz y desenlace de la reyerta en el Poder Legislativo.

  1. El día de los eventos violentos, al menos 90 minutos antes de que el Congreso abre normalmente sus puertas al público se permitió el ingreso a un grupo de personas integrantes del SNTE 53 que obtuvieron todas las facilidades para acceder y llenar el graderío. Aquí es evidente la confabulación del personal de seguridad.
  2. ‎Las evidencias señalan que los miembros del SNTE 53 fueron llevados al Congreso por los diputados Tomás Amador, hijo del cacique magisterial Daniel Amador, y José Silvino Zavala, ex dirigente del sindicato. Ellos armaron el grupo de choque contra maestros disidentes.
  3. ‎El acceso a deshoras de personas al salón de sesiones solo lo pueden autorizar la diputada Irma Tirado, presidenta de la Junta de Coordinación Política y el secretario general del Congreso, Rafael Betancourt. ¿Ellos dieron la orden para que entrara la gente identificada como los “camisas blancas”?
  4. ‎El presidente de la mesa directiva de la Cámara, Víctor Antonio Corrales, en varias ocasiones ordenó se les permitiera el acceso al salón de plenos a los integrantes del movimiento “Somos más que 53” en un afán por distender el conflicto. ¿Por qué Rafael Betancourt desobedeció la indicación?
  5. ‎Los diputados del PAN, PRD y Morena, encabezados por el panista Roberto Cruz Castro, instigaron la entrada de los maestros disidentes, identificados como los “camisas rojas”, en vez de persuadirlos del peligro que significaba su ingreso a una sala ya ocupada por los contrarios. En ningún momento usaron la mediación para convencerlos de la calma y la permanencia afuera del salón de sesiones.

Todos estos elementos operaron como la mezcla de enconos, negligencias y ambiciones de partidos que estallaron porque fueron más los operadores del caos que los promotores de la cordura. Por fortuna, la situación no pasó de mínimos daños materiales, aunque el deterioro de la función parlamentaria es incuantificable.

Sí debiera la Fiscalía definir y sancionar responsabilidades al margen de las presiones que desde el interior del Congreso maniobrarán para que se culpe a tal o cual fracción política. Los sinaloenses merecemos una representación popular que anteponga la legalidad y el diálogo por encima de las riñas interpartidistas.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]