Reflexión cinéfila | Blade Runner 2049: Un espectáculo visual

Reflexión cinéfila | Blade Runner 2049: Un espectáculo visual

 En materia de ciencia ficción hemos sido partícipes de excelentes propuestas. Con ideas y temas complejos, las historias abordan situaciones que permiten al público ampliar la perspectiva sobre lo que conceptualiza a un ambiente futurista o distópico.

​Hoy hablaremos de Blade Runner 2049, secuela de Blade Runner (1982). La primera entrega, bajo la dirección de Ridley Scott, es considerada como una de las mejores películas dentro del género, puesto que la visión que el director manejó en la cinta es icónica, gracias al universo que se creó para mostrar una historia sobre una lucha entre la humanidad y replicantes.
Denis Villeneuve (Arrival, Sicario) fue elegido para llevar la continuidad de esta historia. Con las expectativas puestas en el director, sobre cómo manejaría el segundo capítulo, si distaría de la idea original, afirmamos que Villeneuve ha logrado crear una película que se convertirá en un nuevo clásico dentro de la ciencia ficción.
La historia nos presenta a K (Ryan Gosling), un Blade Runner que en vista de un descubrimiento inesperado tendrá que allegarse de todos los medios para resolver un misterio relacionado con un replicante.
​Algunos de los elementos que son punto de partida para que este proyecto sea considerado como uno de los mejores, radican en la excelente dirección, una historia que respeta la idea original y el gran reparto que acompaña la cinta. Ryan Gosling, Harrison Ford, Jared Leto, Ana de Armas, Robin Wright, Sylvia Hoeks, Mackenzie Davis y Dave Bautista, contribuyen de excelente forma a la película.
​La sensación que nos deja ver Blade Runner es un verdadero espectáculo visual, la cinematografía, a cargo de Roger Deakins, es uno de los logros más destacables. Basta con apreciar cada cuadro dentro de la cinta para poder sumergirnos en ese ambiente futurista. La historia encaja muy bien con este elemento, para mostrarnos la magia presente dentro de la cinta.
Por otra parte está el trabajo que Hans Zimmer y Benjamin Wallfisch presentan en la composición de la banda sonora. Conforme la historia va tomando forma, esta se acompaña por una impecable composición de temas que llevan al espectador a otro espectáculo en conjunto a cada uno de los elementos que se manejan.​​
​Denis Villeneuve logra crear un nuevo capítulo dentro de Blade Runner. Una historia sólida, que también visualmente es hermosa, logrará atrapar al público de inicio a fin.
Aunque la película tiene una duración de casi tres horas, el director sabe manejar cada uno de los momentos en la historia, pues en ningún momento se siente pesada o forzada.
Blade Runner 2049 es una película imperdible. Un verdadero espectáculo visual que logrará consolidarse como una de las películas favoritas en este año, y dentro del género, contamos con un nuevo clásico, digno de su antecesora. Con lo anterior afirmamos que Villeneuve es un maestro en historias de ciencia ficción.
​Esta es nuestra recomendación cinéfila de la semana, un gran espectáculo visual que se convierte en un nuevo clásico.
​¡No te la puedes perder!

¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]