Reflexión cinéfila | Kingsman: misma fórmula, más acción

Reflexión cinéfila | Kingsman: misma fórmula, más acción

El cine de acción ha tenido un notable número de propuestas este 2017. Con su tono particular, estas historias han ofrecido a la audiencia historias frescas, alcanzando el propósito por trascender entre el gusto del público. Dentro de este mismo tema corresponde hablar de la esperada secuela de Kingsman, titulada ‘El Círculo Dorado’.

Con El Servicio Secreto pudimos ser partícipes de una historia cool dentro del mundo del espionaje, misma que también se avala por el reparto, la frescura de la trama y la onda que involucraba al tema principal.

Pues bien, es momento de detallar a manera simple de qué va esta segunda entrega: luego de los eventos suscitados al terminar con los planes de Valentine, el grupo clave de los Kingsman parecen estar operando de manera normal, hasta que se topan con Charlie, uno de los aspirantes a formar parte del grupo de espías pero terminó su entrenamiento al fallar con una de las pruebas; él presentaría los primeros indicios para dar la ubicación exacta de cada Kingsman. En esta ocasión el reto a vencer se centra en un imperio dedicado a las drogas, conocido como El Círculo Dorado, el cual es dirigido por Poppy (Julianne Moore). Ahora Kingsman tendría que apoyarse con nuevos espías llamados Statesman.

Uno de los detalles que más llamó la atención de la primera entrega fue la originalidad con que el director, Matthew Vaughn, estructuró la historia. Al tratarse de una película sobre espionaje, la trama resultó más interesante, pues las escenas de acción se manejaron de excelente forma y la parte medular de la historia combinaba toques de humor y adrenalina para hacer más interesante el objetivo de la cinta.

Es aquí donde confirmamos que la originalidad de la primera película concedió el agrado por parte del público. Ahora, ¿esta secuela muestra elementos nuevos? La respuesta es no. Tal cual vimos en El Servicio Secreto, la dinámica vuelve a repetirse en un problema que abarca al mundo entero. Claro, no dejamos pasar por alto el nuevo elemento que presentan: más acción y más tecnología.

Cabe hacer mención que algunos de los puntos más acertados de la película son aquellos que conectan eventos pasados, para tratar de aclarar qué fue de la primera entrega y cómo se relaciona ahora con El Círculo Dorado.

La película nos presenta buenas escenas de acción y la esencia de la historia sigue latente, pero como mencionamos anteriormente, la propuesta en este capítulo no es nada innovadora.

Los fans de la serie quedarán conformes con lo que se presenta en la historia, pero por otra parte está quienes formularon sus expectativas gracias a la primera cinta y esperaban otro nivel en la película.

Finalmente, Kingsman: El Círculo Dorado cumple su propósito, el cual es enganchar al público en una historia de poco más de dos horas entre escenas de acción, cierta dosis de humor y una película que pudo haber aprovechado más sus recursos para ofrecer una secuela con alto potencial.

Esta es nuestra recomendación cinéfila de la semana. Lector de ESPEJO, ¿ya la viste? ¿Cuál fue tu impresión?


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]