Un ‘junkie’ de la música | Ménage à Trois

Un ‘junkie’ de la música | Ménage à Trois

¡Desentiérrame! Así arranca Emmanuel el estribillo de la primer canción del disco homónimo de Un Triángulo, trío culichi que con su último material muestra música perteneciente a cualquier parte del mundo pero con referencias de casa. Con aires de frescura y un beat imposible de ignorar para tus pies, ha sido mi mejor hallazgo de estos últimos meses.

Aunque el álbum salió desde el 2016 y la banda podría andar en su primer lustro de vida, la propuesta es atemporal y a la vez tan actual; no es el clásico ritmo disco embarrado con guitarras eléctricas, sino que las progresiones que usan son algo curioso que le brinda a la pieza un sabor equilibrado sin pretensiones.

Recuerdo haber escuchado a “los triángulos” hace unos cuatro años abriendo un evento, en lo que ahora se le conoce como warm up, que en mis tiempos le decíamos las-bandas-de-relleno-mientras-toca-la-estelar. Como es costumbre, el sonido no les ayudó mucho en su actuación, yo estaba un poco distraído y no puse mucha atención, pero incluso con algunas cervezas encima, pude distinguir algo en su música que me pareció interesante.

La calidad de la composición, la lírica y la ejecución, son aspectos que creo tienen bien amarrados estos plebes. Una batería a veces divertida, otras disciplinada y obstinada, sirve de encuadre para unas liras y teclas que hacen el amor y al fundirse, culminan con una voz de textura suave que conduce la canción. Es un viaje bien dirigido que te cuenta la historia que quieres escuchar.

Pero lo más chingón para mí es el concepto completo del grupo, la idea de una banda local que suene a lo más actual a nivel mundial es algo alucinante que poco a poco toma mayor relevancia gracias al acceso a mejores producciones semiprofesionales.

Para el artista, existen muchos factores que influyen en su obra; desde su inspiración y proyección, pasando por el formato de su arte, hasta los alcances de difusión del mismo; pero si no hay sustancia no hay nada. Podrás adornar con la mejor producción y tener el sonido y backline más chingones al momento de tocar, pero si no hay una idea original y honestidad en tu trabajo, no lograrás mucho.

Desde hace tiempo se está gestando una nueva generación de bandas de diferentes estilos en la capital de la tierra del tomate. Bandas como Nörte, Diez Veces Yo, Hipocampo, Pure Morning, The Dooms, Coco, Pipe’s Mind, Vaquero Kamikaze, entre muchas otras; el trío culichi forma parte de esta explosión creativa.

No hace falta tener dos dedos de frente para saber que algo está pasando en la escena de la ciudad y esas son buenas noticias. No estoy diciendo que la propuesta musical que ofrecen las bandas antes mencionadas es la revolución encaminada a dominar el mundo, pero solo con el hecho de que algo de esta calidad esté sucediendo, habla de una cantera que está esperando emerger y en gran parte se debe a internet.

Dime que escuchas y te diré quien eres. La música a la que está expuesto el artista está directamente vinculada a su creación propia. Antes era más limitado el consumo de la misma y tenías que invertir mucho tiempo y dinero en tener un álbum en tus manos; después llegó Napster a cambiarlo todo. Ahora Spotify, Soundcloud, Pandora y un chingo de plataformas en internet, dan acceso a un mundo de música literalmente. Contenidos audiovisuales que nutren las mentes de los creadores para ofrecer obra más rica a un público cada vez más ávido de nuevas experiencias.

 

Un Triángulo es la muestra fiel del resultado que produce un poco de creatividad. Felicidades a ellos y a todo aquel individuo que crea en su obra y la defienda. ¡Bravo!

Foto: MAUD/FB.

¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]