Porque soy milenial | Ni machismo, ni hembrismo: equidad

Porque soy milenial | Ni machismo, ni hembrismo: equidad

El tema de la equidad de género y el empoderamiento femenino resulta ser uno de los tópicos más sensibles para las sociedades actuales. Las luchas que se volvieron más notorias desde mediados del siglo pasado han logrado florecer de manera impresionante y con la llegada del nuevo milenio, la cuestión de la desigualdad entre géneros es una de las problemáticas más importantes a tratar para las nuevas generaciones.

Aunque los milenials han sido duramente criticados como una generación en exceso egoísta, es quizás este sentimiento el que ha orillado al sector femenil de este segmento a buscar la independencia y la reivindicación de la mujer al grado de conseguir la tan anhelada equidad por la que lucharon sus antecesoras.

El más reciente estudio de ManpowerGroup titulado Siete Pasos hacia una Inclusión Consciente, señala que el 97% de los milenials cree que su generación será la que logre la equidad de género. Una contundente prueba a la cifra antes señalada se puede observar en el ámbito laboral, cuyas proyecciones a un mediano plazo contempla ecosistemas de trabajo totalmente equitativos.

La investigación también señala que la generación Y cuenta con las herramientas y la disposición para lograr un escenario equitativo general, puesto que los milenials poseen fuertes conexiones sociales y apuestan por la practicidad al momento de buscar soluciones.

Por otra parte el factor que detonará de manera obligatoria el alcance de la participación activa de las mujeres en la mayoría de los ámbitos en los que se desarrolla el ser humano son los índices de natalidad a nivel mundial en los que el sexo femenino está rebasando de manera veloz al masculino.

A través de redes sociales, los movimientos en pro de la equidad, constantemente los milenials buscan acciones a favor de una cultura centrada más en resultados que en discurso. Otro factor que ha beneficiado el empoderamiento de la mujer es el surgimiento de nuevos y el rescate de viejos íconos femeninos que posicionen el ideal de mujer como líder.

Aunque al final, es quizás esta ‘indiferencia’ que tanto se le critica a los milenials la herramienta clave que conecte el poder feminista con la idea de que no importa quien resuelva el problema, sino que sea resuelto. El artículo Cómo los hombres millennials pueden ayudar a romper el techo de cristal precisa que los varones milenials han adoptado la sentencia de que la cuestión de la igualdad no solo es ‘cosa de mujeres’ sino que ambos sexos deben alinearse para crear mejores escenarios, nos solo en el terreno laboral, sino en los diferentes planos que la vida los coloca.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]