Aquí no hay escena | Tres grandes aciertos del XX Festival de Rock

Aquí no hay escena | Tres grandes aciertos del XX Festival de Rock

Compartir:

Este año el Festival de Rock Sinaloa cumple su 20 aniversario y lo celebra con una propuesta fresca que reaviva la expectativa del público ante la evidente decadencia en la que el evento vino cayendo durante sus últimas ediciones. 

Con un cartel que nos evoca nostalgia de los buenos años del festival y una propuesta más cercana a los gustos del público roquero, el anuncio de la XX edición del Festival de Rock Sinaloa llegó para sorprender a los escépticos y dejar callados a quienes durante los últimos meses vaticinaban la muerte de la que alguna vez fue la más grande fiesta roquera del estado.

Luego de sufrir duras críticas por parte de medios, público y bandas locales, el Festival de Rock Sinaloa cumplirá veinte ediciones dando un giro inesperado que, con suerte, lo volverá a colocar como una de las fiestas musicales más esperadas por quienes disfrutan del buen rock.

Uno de los puntos relevantes para que esto sucediera es el trabajo que durante meses ha venido realizando un comité ciudadano integrado por músicos y promotores, con el fin de sacar de terapia intensiva de una vez por todas al golpeado evento. Este grupo de jóvenes se acercó al Isic a principios de año y logró empujar el festival enfrentándose al desinterés del público y el anquilosamiento burocrático de la institución, para generar un proceso de retroalimentación que por fin cambiara el rumbo del evento.

Así, a continuación se presentan algunos de los que considero, son grandes aciertos de la propuesta de festival que nos ofrece el Instituto Sinaloense de Cultura para su veinte aniversario.

 

Las bandas

A pesar de no ser el cartel más innovador o con las propuestas más frescas, la selección de bandas de este año se nota mucho más cercano a las preferencias del público. Siempre es difícil, si no es que imposible, intentar dar gusto a todos cuando se trata de música; sin embargo, el cartel de este año promete un espectáculo digno de ser visto y bandas como Resorte y Descartes a Kant evocan a la mejor época de este festival.

 

El venue

El cambio de sede en Culiacán, del parque Las Riberas hacia la Isla de Orabá, es uno de los principales aciertos de esta edición. En primer lugar porque fue ahí donde el Festival de Rock pasó por su mejor época con espectáculos de bandas como Plastilina Mosh y Molotov. Además, este espacio que ha sido ignorado durante los últimos años ante la disponibilidad del parque Las Riberas, se adecúa más a la tendencia de festivales de música que más que un show en el que estás parado frente al escenario, ofrecen un lugar abierto con distintas atracciones y en el que puedes, sin problemas, pasarte toda la tarde. En pocas palabras, esta edición del Festival de Rock vuelve a poner como un punto central el ofrecer una experiencia completa a sus asistentes.

 

La imagen

El diseño del cartel y en general la imagen que se dio al evento nos dejan ver que hubo especial atención a este punto, uno de los más criticados durante los últimos años. A pesar de que ya existen ciertas críticas en torno a la elección del gallo como elemento central, es evidente que este presenta una imagen mucho más juvenil y amigable, lo que sin duda ayudará a convocar a un público más amplio.

 

¿Qué esperaríamos para el próximo año?

Aún así, el reto sigue presente y en los próximos días podremos observar en qué medida esta nueva propuesta logrará dejar un buen sabor de boca ante el público roquero de Sinaloa.

Por lo pronto, desde este espacio se esperaría que, para el próximo año el festival vuelva a tener como única sede la ciudad de Culiacán, pues, aunque esto pudiera parecer injusto para los roqueros del norte y el sur del estado, también daría la posibilidad de concentrar los esfuerzos y recursos para traer mejores propuestas y generar un evento que logre convocar a público de todo el estado e incluso de otras entidades, como ya ocurría en el pasado.

 

LO DIJO:

“El acercamiento que tuvimos con la gente fue crucial para este festival porque fuimos tomando todas las opiniones de todo tipo pidiéndonos que rescataramos algunas cosas, que tomaramos otras, que no dejáramos que el festival siguiera decayendo y todo eso se vió reflejado en este festival… lo importante es hacer un festival para todos… Este festival nos importa a todos”.

—Jorge Luis Beltrán.Miembro del Comité Ciduadano Organizador del XX Festival de Rock Sinaloa.

¿Tú que opinas? ¿Asistirás a la XX edición del Festival de Rock Sinaloa?


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: