Calaveritas 2017 | La huesuda se pregunta…

Calaveritas 2017 | La huesuda se pregunta…

Aunque su origen viene de la época colonial, las calaveritas literarias como tradición surgen a finales del siglo XIX. Su intención era la de contar con una expresión crítica de la sociedad hacia el gobierno a manera de epitafio. Lo divertido es que ese propósito se pueda lograr construyendo rimas plagadas de ironía, sarcasmo y mucho ingenio. ¿Ya hiciste tus calaveritas?

Autor: Óscar Fidel González Mendívil.

Al Sistema Anticorrupción

Difícil arte ha de ser,

Combatir la corrupción.

Un sistema se inventó,

Que no acaba de nacer.

 

La Catrina, al parecer,

Al no nato se llevó:

“Si lo dejo, este cabrón

Al bote me va a meter”.

 

Al Cruz Azul

En el Hades diez jugaban,

Un partido de emoción.

Pateaban duro el balón,

Hasta cantos entonaban.

 

El Gato Marín atajaba

Todos los tiros a gol.

Aunque triste se miraba

Sin los gritos de afición.

 

“¿Dónde está mi selección?”,

A la Parca preguntaba,

“Celestes de corazón

Y cruzados de alta vara”.

 

“Esa generación acabó”

Respondía la huesuda

“A los nuevos no los traigo,

Pues no son de tu estatura”.

 

A la Violencia en Sinaloa

¡Qué difícil asustar cuando andan mate y mate!

La Parca desesperada ya se sentía en jaque:

“Estos malandros rabiosos ocupan que los aplaque”

“Si no me pongo abusada, voy a valer tomate”.

 

A todos ellos reunió, en un alejado jacal:

“Dejen de hacer mi chamba o a todos les va muy mal”

“En la tumba se me quedan, como estatua hecha de sal”

“Y si logro apaciguarlos, pido chamba de fiscal”.

 

A Star Wars

Del Potrero de los Solo, salió llamándose Juan.

Al ser actor de cine, su nombre hicieron cambiar,

Y también de profesión: será bandido estelar.

En un Halcón Milenario, volaba dichoso Han.

 

La libró por tres pelis, más famoso que Skywalker,

Pero falló en la cuarta, perdió jugando al póker.

No le valió de nada, su copiloto Chewbacca,

Le dieron con el sable, como si fuera estaca.

 

En ese instante mataron, asimismo mi intención,

El ánimo y las ganas, de seguir con el culebrón.

Esta fórmula gastada parece telenovela,

Ahora yo soy tu padre, al rato tú eres mi abuela.

 

A la independencia de Cataluña

Aunque no de Nintendo

Es muy fiero Pokemón,

Se apellida Puigdemont,

Rajoy ya lo busca atento.

 

Pide libertad catalana

Que lo aleje de Madrid,

Pacífico y sin katana

En la raya va a morir.

 

La Parca se pregunta ¿debo hacerlo venir?

¿Qué terrible opresión busca él redimir?

¿No será que actúa, con terca necedad?

Para que al final diga: fue una crisis de mi edad.

 

Al Caso JFK

La muerte anda furiosa, con tanta filtración.

Le molesta abrir expedientes que ella ya cerró.

De nuevo el caso Kennedy huele a conspiración,

Aunque el único culpable, hace años expiró.

 

Buscar entre todo el papel, parece una obsesión,

Que espera de recompensa, un libro en edición.

Ahora resulta que la CIA en ningún momento ayudó

Y que Oswald vino a México, pero ningún espía vio.

 

Si de moda está, continuar los viejos filmes

Aunque de cierto se lancen, diretes y dimes,

Oli Stone seguro hace, nueva peli parte dos

Pues siempre el cineasta oye, solo su propia voz.

 

Al documental de Kate

Es Sean, es Penn

Dejo todo a su opinión,

Si como yo lo ven,

Ego fatuo y sin visión.

 

A la Kate dejó embarcada,

Puro embrollo, no hizo nada.

La Parca en esto ve, clara prueba de traición

Y a la tumba se lo lleva, por jugar a ser cabrón.

 

Ahora desde la fosa, quiere seguir filmando,

Cámara en mano anda, todo el día trabajando.

Es que acá abajo soy, un cineasta meritorio,

Con más muertos que vivos, son mejores de auditorio.

 

A The Walking Dead

La Parca convoca ya, a todos sus abogados.

Va a demandar una serie, de zombis muy mentados.

No soporta seguir viendo, tamaña contradicción,

Hablar de muertos vivientes, desafía la razón.

 

Lo que más la molesta, es que no le hayan pagado,

Si ella los dirigiera, hace rato habrían triunfado,

Es la Muerte, ellos muertos, de seguro ahí hay dinero,

Pero zombis de cartón, fueron hechos por monero.

 

Al final fue un fracaso, toda la negociación.

La calaca enfurecida, terminó con la función.

Murieron actores y extras y toda la producción.

“A mis zombis me los llevo, esta noche pal panteón”.

 

A Donald Trump

Bruto no es, genio tampoco, pero sí tiene dinero,

Así llegó a presidente y dirige el gran tuitero.

Echa boruca y bravata y a todos los amenaza,

Las cosas a mi manera o pronto te mando a casa.

 

Va a construir un muro, con México en la frontera,

Aunque a todos nos parezca, ingrata la fregadera.

El tratado de comercio, quiere ahora destrozar,

Aunque todo sea una finta para mejor negociar.

 

La Parca no descansa, ha estado muy al pendiente,

Y decidió poner un alto a este bravo presidente

Lo va a llevar al panteón donde no haya remitente

Ni wifi, ni conexión, y sin tuit impertinente.

 

A Game of Thrones

La Muerte ordenó a sus hijos entrar a Juego de Tronos

Los hay buenos, los hay malos, muchos de ellos con encono.

Pero ella los quiere a todos, no los come como Cronos.

Y más de alguno ha caído por hablar fuera de tono.

 

De todos su favorito es el noble Jon Snow,

Por él apuesta segura: llega al fin del gran show.

En una ruda batalla de pum, blam y hasta ka-pow,

Se queda con la Khaleesi; todo mundo dirá ¡wow!

 

Que no se atraviese Martin, ese que se cree el autor,

Pues lo odia como a Joffrey, con pasión y con rencor.

No se le olvide al gordo una sencilla lección,

Este juego uno lo gana y el otro se va al panteón.

 

Autor: César Ernesto Hernández.

A Juan Cirerol

Por tirar mierda al chilango,

Y adelantarse a la muerte,

Hoy vaga por el panteón,

Solo y sin nada de suerte.

 

¡Qué se los lleve el temblor!

Gritó a las redes sociales,

Y estas, hipersensibles,

le dieron lecciones morales.

 

Ahí se ve el Juan Cirerol,

Condenado al ostracismo,

Va junto con la calaca,

Todo por culpa del sismo.

 

Al Festival de Rock

Decían que ya estaba muerto,

Y que no podría salvarse,

Pero vivo, zombie o tuerto,

Va de nuevo a celebrarse.

 

Unos chavos hechiceros,

Le dijeron al Papik,

Presta nomás un caldero,

Y levantamos al muertín.

 

Pociones, magia y hechizos,

Una que otra brujería,

Al finalizar el año,

El Festival de Rock volvería.

 

A la familia

Decían que era muy bonita,

Que hasta verla daba gusto,

Y aunque la parca vomita,

Se murió de enorme susto.

 

Ya no vale el sacrificio,

Ya no alcanzan los salarios,

Mejor tener un perrhijo,

Que no afecte mis horarios.

 

Hasta pa’dejar el nido,

Se tarda uno hasta los 30,

Mientras la familia en vilo,

Parece que ya está muerta.

 

 

A Roberto Cruz

Véngase pa’cá mi güero,

Decía a Roberto Cruz la parca,

La mandaba Irma Tirado,

Y los del PRI ponían marca.

 

Actúas con fin electoral,

Lo acusaban de Pinocho,

Y él, a la parca contestaba:

Espérate al 2018.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]