¿De qué hablamos cuando hablamos de violencia contra la mujer?

¿De qué hablamos cuando hablamos de violencia contra la mujer?

Este 25 de noviembre se celebró el ‘Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer’, una fecha que hoy más que nunca cobra relevancia por la revolución social que a nivel mundial ha supuesto el levantamiento de la voz de miles de mujeres en contra de la violencia de género.

En su resolución A/RES/54/134, la ONU señala que violencia contra la mujer es “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

Entendida así, la violencia contra la mujer aparece y se circunscribe a ámbitos de la vida tan amplios como la violencia emocional, física, sexual, económica, patrimonial o discriminación laboral, la cual es ejercida por agresores como la pareja, el esposo o novio, algún familiar, compañero de escuela o del trabajo, alguna autoridad escolar o laboral, o bien, por amigos, vecinos o personas conocidas o extrañas.

En Sinaloa, 6 de cada 10 mujeres mayores de 15 años señaló que ha experimentado al menos un acto de violencia de cualquier tipo. En total 676,171 mujeres sinaloenses han sido víctimas de la violencia. Pero, ¿de qué hablamos cuando hablamos de violencia contra la mujer?

Violencia multifactorial

La Cuarta Encuesta Nacional Sobre Violencia Contra las Mujeres del Inegi, la cual recoge datos sobre la violencia a nivel estatal en el periodo octubre-noviembre del 2016, nos brinda una radiografía sobre la violencia de género en Sinaloa, dividida en ámbitos como edad, situación conyugal e incluso la situación en que se encuentra cada uno de los municipios.

 

Aquí unos datos relevantes:

  • En Sinaloa, 59 de cada 100 mujeres de 15 años y más han experimentado al menos un acto de violencia de cualquier tipo.
  • 676,171 mujeres han sido sujetas a actos violentos y discriminatorios alguna vez a lo largo de su vida en el estado.
  • El 39.3% de las mujeres que tienen o tuvieron al menos una relación de pareja ha enfrentado agresiones del esposo o pareja actual o la última a lo largo de su relación.
  • 46.3% sufrió violencia por parte de algún agresor distinto a la pareja, ya sea compañeros de la escuela o del trabajo, maestros, autoridades o patrones, familiares, conocidos, o extraños en diferentes espacios.

 

Jóvenes las más vulnerables

Asimismo la encuesta señala que al atribuírseles un “mayor valor social” y ser vistas como objetos sexuales por el género masculino, las mujeres jóvenes son un grupo especialmente vulnerable a sufrir violencia de género.

Los datos corroboran esta lectura al señalar que, del total de defunciones de mujeres por homicidio ocurridas en 2016, el 42.4% corresponde a mujeres menores de 30 años; la proporción crece en los municipios de Choix, Elota, Mocorito, Rosario, Salvador Alvarado, San Ignacio y Sinaloa.

Asimismo se encontró que la violencia por parte de la pareja está más extendida entre las mujeres que se casaron o unieron antes de los 18 años. Así, el 42.3% de quienes se casaron antes de llegar a la mayoría de edad han enfrentado violencia por parte de su pareja; mientras que la cifra solo alcanza el 30.4% entre quienes se casaron a una mayor edad.

 

Feminicidios

Hasta el 30 de octubre de este año, en Sinaloa habían sucedido un total de 71 homicidios, mientras que en el 2016 se registró un total de 85 asesinatos de mujeres, cerrando como el más alto de los últimos 27 años.

La tendencia en los homicidios de mujeres muestra un patrón diferente: pocas variaciones, manteniéndose en un rango constante de entre dos y tres homicidios por cada cien mil mujeres y con un importante aumento entre 2009 a 2011, una disminución paulatina de 2012 a 2013 y un nuevo aumento en 2016.

En los últimos años, los principales cambios en esta tendencia los ha sufrido el municipio de Badiraguato que pasó de 12.4 a 20.3 mujeres asesinadas por cada 100 mil y San Ignacio al llegar en 2016 a 44.8 homicidios por cada 100 mil mujeres. El nivel más alto en la historia del estado.

Así, en los últimos tres años, los municipios que presentan las tasas más altas en homicidios de mujeres son Badiraguato, San Ignacio, Culiacán, Angostura y Ahome; sin embargo, Cosalá, Mazatlán, Mocorito, Concordia y Escuinapa presentaron el mayor aumento, pero sin alcanzar las tasas de los municipios anteriores.

 

PARA SABER:

Los datos muestran que las mujeres son asesinadas con mayor violencia y saña, utilizan medios que producen mayor dolor, prolongan su sufrimiento antes de morir y sobre todo conlleva la aplicación de la fuerza corporal para someterlas. Con datos hasta el 2016, 29 de cada 100 mujeres fueron estranguladas, ahorcadas o sofocadas, ahogadas, quemadas, golpeadas con algún objeto o herida con un arma punzocortante; la cifra es tres veces mayor que entre los hombres.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]