Día de Muertos | ‘A very mexican tradition’ (Parte III)

Día de Muertos | ‘A very mexican tradition’ (Parte III)

El Día de Muertos de este año fue quizás uno de los más sombríos debido a los desastres naturales que afectaron de manera inesperada al centro y sur de la república. A punto de cerrar una de las festividades más importantes en el país, quizás la más simbólica, tanto que llena de algarabía y júbilo y hace de los nacidos en México seres capaces de celebrar hasta la muerte. Es justo hacer un balance sobre la metamorfosis de la identidad del mexicano a través de su festejo más simbólico.

En la segunda entrega de A Very Mexican Tradition hicimos un balance de la tremenda competencia que existe entre en Halloween y El Día de Muertos, hasta llegar a la conclusión de que la fiesta estadounidense se ha sumado al carnaval de colores en México para extender de manera positiva el ímpetu conmemorativo de los mexicanos y la derrama económica en el país, aún con sus claroscuros patrocinados por las creencias religiosas, la falta de ingresos para las familias mexicanas y la violencia que se vive en diferentes regiones de la república mexicana.

En Sinaloa existe todavía una gran brecha que separa el Halloween del Día de Muertos, quizás por la influencia de la religión en la forma de pensar de un gran sector de población o la idea del público juvenil de que el día de los fieles difuntos no es tan cool como el Día de Brujas.

Karen tiene trabajando casi tres días sin descanso. El 31 de octubre no celebró Halloween como sus compañeros de universidad, no salió a ninguna fiesta, nunca lo ha hecho ya que forma parte de la cuarta generación de una familia de floristas en la ciudad de Culiacán. Es quizás la venta más fuerte del año, aunque ya no la vive como la vivía cuando era niña y solo le tocaba jugar entre los pétalos de las flores que se desperdiciaban. Ahora tiene que trabajar, porque es la única manera en la que puede ahorrar para comprar materiales que necesita en la escuela. Y es que la venta ya no deja las ganancias de antes y su madre no puede pagar a los diseñadores florales que contrataba hace diez años, ahora todo le corresponde a la familia. “Los chamacos de ahora ya no quieren llevar flores, ni una veladora, les preocupa más gastar en el disfraz para ir al antro que ir al panteón a cumplir con la familia, pero ni modo, es la educación que uno le da a los hijos”, comentó Conchita, la madre de Karen.

El alza a los energéticos afectó de manera contundente los precios de muchos productos típicos de esta temporada como veladoras y flores. Tan solo el gremio florista de la localidad reportó la caída de hasta un 80% en las ventas en los últimos años y en 2017 de seguro pudo haber empeorado.

Mientras tanto la violencia es otro factor que invadió las fiestas de esta edición en la capital de Sinaloa, luego de que en redes sociales circulara un video en el que la celebración de Halloween de un conocido bar de la ciudad fuera estropeada por una balacera, que afortunadamente pasó a ser solo un susto del que nadie salió herido.

Un poco más al sur del estado, en la ciudad de Mazatlán se llevó a cabo la tradicional callejoneada de Día de Muertos, como un intento casi exhaustivo de darle un giro a las tradiciones conservadoras que los sinaloenses tienen para estas fechas.

Es quizás la idea tan particular que el sinaloense tiene de la muerte, misma que se ha permeado por las influencias norteamericanas, pero que también ha sido maleada por la narcocultura y el clima de violencia y sus estragos, los feminicidios, las agresiones a la libertad de expresión y los intentos casi sin ganas de la autoridades correspondientes por despertar el interés de la ciudadanía por los temas culturales, los que siguen teniendo a los sinaloenses celebrando el Día de Muertos en el panteón.

 

Día de Muertos, Halloween, brujas, calaveras, cempasúchiles y telarañas. No son ‘las fiestas’ ahora es ‘la fiesta’ y aunque ha terminado, vendrán más, quizás mejores o peores, pero siempre demostrándonos que las tradiciones van evolucionando junto con las personas, sus perspectivas y sus posibilidades.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]