Es tan culichi | Parque Las Riberas: paraíso puntero

Es tan culichi | Parque Las Riberas: paraíso puntero

Con el proyecto de crear el mejor parque lineal del país, el gobierno de Quirino Ordaz Coppel ha emprendido la tarea de construir más de 4 kilómetros de ciclovías y trotapistas en los márgenes del río Humaya. Pero, mientras los ambiciosos proyectos de la administración se concentran en embellecer este sector de la ciudad, los ciudadanos expresan el descuido en materia de seguridad del emblemático parque culichi.

“Es la Disneylandia de los punteros”, comentó irónicamente un lector de ESPEJO en Facebook cuando dimos a conocer la expansión del parque Las Riberas y la intención de convertirlo en el mejor parque de su tipo en toda la república. A este comentario se sumaron un buen número de réplicas con respecto a las escasas medidas de seguridad que toman las autoridades en puntos olvidados de esta popular zona de ciudad.

El problema de los punteros y su conglomeración a lo largo del parque Las Riberas es un tema que mantiene alejados a muchos culichis de este sector, además del tema de la inseguridad, el narcomenudeo y los asaltos que encuentran a la orden del día, sobre todo en la zona correspondiente a la del río Tamazula.

Al parecer las promesas de juegos infantiles y zonas especiales para ejercitarse no emocionan del todo a la ciudadanía, ya que en su mayoría lo consideran un lugar peligroso por la escasez de vigilancia y elementos de seguridad, aunados al cambio de horario y el hecho de que ahora anochece más temprano, lo que vuelve a este sitio un nido perfecto de asaltantes.

La metamorfosis que han sufrido los punteros que fueron desplazados de ciertas zonas de la ciudad y que los ha obligado a tomar este parque como su nueva base es evidente, para prueba, el gran número de motocicletas casi distintivas de los punteros que se ven transitando por el parque de manera brusca, dañando zonas que no están diseñadas para el uso de este vehículo y poniendo en evidencia que muchas de las obras que prometieron pasadas administraciones de la ciudad son  un “gato por libre” como lo son los puentes bimodales, que no se terminaron de la manera adecuada para brindar una mínima sensación de seguridad a los transeúntes.

Entre quejas y discordias y alguna que otra sensación de alegría, el proyecto de la expansión del parque más popular de la ciudad ya ha comenzado. Para algunos se trata de una obra que le dará una mejor vista a la ciudad, aunque siempre exista esa idea de que es mejor tener un parque pequeño y seguro, que uno enorme y descuidado.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]