Reflexión cinéfila | Las sombras de ‘Coco’: el cine mexicano y ‘Día de Muertos’

Reflexión cinéfila | Las sombras de ‘Coco’: el cine mexicano y ‘Día de Muertos’

Cinéfilo, seguramente estos días has sido partícipe de la ola de comentarios en relación a ‘Coco’, la nueva película de Disney Pixar, cuyo tema principal retoma una de nuestras principales tradiciones: el Día de Muertos.

Dentro de este contexto y ante la gran aceptación por parte del público y la crítica, hay un espacio que debemos tomar en cuenta y es el de la no tan conocida película Día de Muertos, proyecto cinematográfico a cargo de un estudio mexicano el cual también toma esta festividad.

Mucho ha sonado al respecto en torno a Coco: ha sido un logro gracias a la nobleza que hay detrás de la historia, sus personajes y la música. Tocando las más grandes fibras, el espectador logra conectar con una aventura llena de color y de música.

Dentro de este respaldo está la investigación que llevó Disney Pixar para poder fundamentar su proyecto. Esta misma dinámica surge con Día de Muertos, el proyecto cinematográfico mexicano que se ha visto opacado por Disney.

La historia de este proyecto parte de lo siguiente: Salma busca a toda costa la manera de poder contactar a sus seres queridos desde el más allá.

¿Qué más sabemos sobre la cinta? El proyecto comenzó a desarrollarse desde el año 2003, mucho antes de que Pixar iniciara a desarrollar Coco. Metacube es el estudio a cargo, mientras que Roberto Gómez Fernández funge como productor ejecutivo.

La controversia principal se debe a la similitud de ambas cintas, tal como lo han expresado en diversos medios. Competir con el imperio de Disney es quizás una de las desventajas más relevantes, puesto que la cinta Día de Muertos tenía contemplado su estreno para el pasado día 3 de noviembre. Con Coco recién en las salas de cines, Metacube y su mente creativa tuvo que postergar un año más el estreno de la cinta.

Lo anterior ha motivado a diversos medios a presentar sus puntos de vista señalando esto como un punto no favorable a la industria cinematográfica mexicana, la cual en esta ocasión se vio opacada por el gigante Disney Pixar. Si bien Coco ha trascendido entre los mexicanos, debemos voltear a ver las ideas de nuestro país y darle el sentido que verdaderamente se merece. Abrirse a esta nueva opción creará en el espectador un amplio criterio sobre la calidad del cine.

Si bien algunos de los más recientes proyectos mexicanos caen en la misma dinámica, y no han logrado consolidarse como buenas propuestas, existen ideas de mentes creativas que pretenden romper esta dinámica, lo cual es importante rescatar.

Finalmente estamos ante dos producciones que recatan nuestras tradiciones, cada una con su toque especial logrará crear la conexión entre el público y la historia.

 

            Lector de ESPEJO, ¿tú qué opinas de esta perspectiva en relación al cine mexicano? ¿Cuáles consideras como las principales desventajas ante este panorama?

 

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]