Reflexión cinéfila | Liga de la Justicia: un dinámico cliché

Reflexión cinéfila | Liga de la Justicia: un dinámico cliché

La nueva apuesta dentro del universo cinematográfico de DC Cómics se centra en la Liga de la Justicia. Luego del intento fallido por mostrarnos a Batman v Superman, el panorama sobre estas historias no comenzó de la mejor manera.

En este año fuimos partícipes de Wonder Woman, película que logró consolidarse como una de las favoritas gracias a cada uno de los aciertos que Patty Jenkins plasmó en una historia bien formulada.

Lo anterior volvió a generar expectativas con el nuevo proyecto DC/Warner. Luego de que Zack Snyder cediera la estafeta de la dirección a Joss Whedon y las complicaciones que la producción de la cinta tuvo, la Liga de la Justicia por fin llegó a salas de cines.

¿Cuál fue su resultado?

Justice League es dinámica, pero sus puntos más débiles se centran en la historia, algunos de sus personajes y el villano, pesando estos más sobre lo bueno que la película puede llegar a ofrecer a la audiencia.

Partiendo de los eventos que marcaron el final de Batman v Superman, un nuevo problema comienza a surgir a raíz de Steppenwolf, quien tiene por objetivo crear un nuevo orden en el planeta Tierra. Para esto, Bruce Wayne tendrá que formar un equipo para salvar a la humanidad.

Si bien tenemos por entendido cuál fue el resultado del conflicto entre Batman y Superman, no está por demás mencionar que la temporalidad de este nuevo episodio no dista mucho, la atmósfera se percibe de buena manera, resultando más fácil conectar con la historia.

Vemos a un Batman más humano y con una misión más enfocada hacia la paz. Wonder Woman destaca en cada una de sus escenas, dejando claro el papel que juega dentro del equipo. Los nuevos integrantes: Flash, Aquaman, Cyborg desempeñan bien sus papeles, aunque el carisma que Ezra Miller y Jason Momoa imprimen a la cinta la hacen más dinámica y más ligera.

Al tratar de integrar el equipo, la historia deja en claro qué es de cada uno de los personajes y logra conectar con el equipo, sin embargo, aquí encontramos una de las principales inconsistencias que presenta el guión, ya que este tiene muchos vacíos que no terminan de encajar bien con la trama.

La historia, conforme va alcanzando el máximo nivel para el desenlace, se va sintiendo un poco débil. En la primera mitad, ciertos eventos resultan a manera de cliché, lo cual no es bueno para la película.

Con efectos visuales, en donde se satura de CGI, hay varios aspectos que esta técnica no logra cuidar. La música, a cargo del maestro Danny Elfman, no destaca, a comparación de la musicalización que sobresalía dentro de cintas anteriores.

Lo anterior nos remite a confirmar que la Liga de la Justicia parecía ser un excelente proyecto, el cual se vio afectado por las inconsistencias en el guión, los recursos de efectos visuales y la poca magia presente en la trama. También el rol del villano queda distante de la magnitud que anhelábamos ver en pantalla.

Algunos personajes pudieron haber logrado más, sin embargo, el no centrarse en ellos, dejó una incógnita para profundizar en ellos.

El universo de DC necesita poner en marcha una nueva medida para que sus historias trasciendan de la mejor manera. Wonder Woman es un claro ejemplo de que sí se pueden crear proyectos sólidos y bien formulados.

Lector de ESPEJO, ¿la ‘Liga de la Justicia’ cumplió tus expectativas?


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]o.com