Tema de la semana | Primer informe de Quirino, un año de contrastes

Tema de la semana | Primer informe de Quirino, un año de contrastes

Compartir:

El primer año de gobierno de Quirino Ordaz Coppel queda marcado como un año de poca operatividad, debido a la gran cantidad de atención requerida por la administración estatal para atenuar o resolver los grandes problemas heredados por la administración malovista.

Esta semana, el secretario general de Gobierno, Gonzalo Gómez Flores, entregó al Congreso del Estado el primer informe de resultados del gobierno de Quirino Ordaz Coppel.

A poco más de diez meses de iniciada su administración, el gobernador señala como principales avances aspectos como la inversión realizada en infraestructura urbana, hidráulica y carretera, sobre todo en comunidades rurales; la depuración de los cuerpos policiacos e inversión en equipos de alta tecnología como drones, videocámaras y lectores de placas; la disminución de hasta un 20% en el gasto operativo gubernamental y el combate a la corrupción.

Además de esto, el gobernador se ha esforzado en generar un nuevo marco regulatorio en materia de impartición de justicia, transparencia y disminución del Poder Legislativo, a través de diversas iniciativas presentadas ante el Congreso.

Producto de estas acciones, al día de hoy el gobierno de Quirino Ordaz ha señalado y sancionado a diversos exfuncionarios de primero y segundo nivel, como los antiguos secretarios de Finanzas y Obras Públicas durante el sexenio de Malova; se ha logrado aprobar la reducción del número de diputados y regidores, legislación que se aplicará a partir del próximo año; se ha aprobado el Sistema Estatal y Municipal Anticorrupción, el Tribunal de Justicia Administrativa y se fortaleció a la Auditoría Superior del Estado y se logró la reforma que creó la Fiscalía General del Estado con autonomía constitucional.

Si bien, estos esfuerzos son dignos de reconocerse, las acciones realizadas durante el primer año de Quirino Ordaz Coppel se han visto opacadas por la gran atención que medios de comunicación y ciudadanía en general ponen a temas como la seguridad y el desastre financiero dejado por la pasada administración.

Temas que afectan directamente al grueso de la población y que, por lo tanto deben también ser prioritarios para el gobernador.

Sin embargo, durante los últimos diez meses hemos visto cómo los niveles de inseguridad, lejos de disminuir se mantienen e incrementan, con el agravante de afectar cada vez con mayor encono a grupos vulnerables como mujeres, jóvenes e incluso niños.

Así, Quirino Ordaz Coppel entrega su primer informe con avances interesantes que hacen notar un esfuerzo administrativo importante por parte de su equipo para hacer funcionar al estado en un escenario turbulento, pero también con la urgente necesidad de mejorar los niveles de seguridad en una entidad manchada, ya, histórica y estructuralmente por la violencia.

 

Una vez atendidos los principales asuntos pendientes arrastrados desde las pasadas administraciones, y con un plan y presupuesto propio, se esperaría que en el 2018 el Gobierno del Estado de Sinaloa empiece a aprovechar las modificaciones realizadas al marco regulatorio estatal y su muy anunciada disciplina financiera, pero sobre todo iniciar con acciones claras y concretas para devolver la seguridad a todos los sinaloenses.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: