El ‘Chapo’ en EE. UU. | De las jaulas de oro a la cárcel de la locura

El ‘Chapo’ en EE. UU. | De las jaulas de oro a la cárcel de la locura

Desde su extradición a Estados Unidos, el 19 de enero de 2017, se le ha complicado la vida a Joaquín el ‘Chapo’ Guzmán Loera en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York. Las duras condiciones de reclusión, la negativa a que lo visite en la celda su esposa Emma Coronel y la aparición de un supuesto trastorno mental del capo, dan cuenta de la historia amarga del líder del cártel de Sinaloa.

Acostumbrado a burlar la seguridad de las prisiones de México, Guzmán Loera conoce ahora el rigor del sistema punitivo estadounidense que en modalidad de solitario lo recluyó en el ala sur de la cárcel de Manhattan, destinada a reos de máxima peligrosidad. Ahí estuvo, por ejemplo, Uzair Paracha, condenado en 2005 por dar apoyo al grupo terrorista Al Qaeda.

Se trata de una celda de 6 por 3.6 metros, sin acceso a la luz del sol y con las luces encendidas durante todo el día, con cámaras hasta en regadera e inodoro y sin haber intercambio de palabras entre los presos. David Patton, el abogado asignado a la defensa del Chapo, define la mazmorra como “horripilante e inhumana. Si alguien quisiera diseñar intencionalmente un lugar para enloquecer a la gente, tendría dificultades para hacerlo mejor”.

A finales de octubre de 2016, Emma Coronel de Guzmán acudió en la Ciudad de México a la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos a denunciar que su esposo sufre deterioro creciente de salud por las condiciones en que está preso en Estados Unidos. “Que le den trato humano, digno de un ser humano, que lo traten como cualquier otro interno, es lo que estamos pidiendo; que no le quiten su vigilancia, pero que le den su visita completa, que lo dejen salir al patio”, planteó.

Guzmán Loera fue detenido por primera vez en Guatemala el 9 de junio de 1993 para ser entregado a las autoridades mexicanas. El 19 de enero de 2001 escapó del penal de Puente Grande, Jalisco, oculto en la ropa de un carrito de lavandería y el 22 de febrero de 2014 el gobierno lo recapturó en Mazatlán, Sinaloa.

El 11 de julio de 2015 volvió a fugarse pero esta vez a través de un túnel que desde el exterior conectó con su celda en el penal del Altiplano, en el Estado de México. El 8 de enero de 2016 de nuevo resultó reaprehendido en un operativo de inteligencia que la Policía Federal realizó en Los Mochis, Sinaloa.

La extradición. Adiós a privilegios.

Información de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada le atribuye a Dámaso López Núñez la planeación de las dos fugas. Este fue detenido el 2 de mayo de 2017 en la Ciudad de México mientras que en Sinaloa su grupo criminal y los hijos del Chapo Guzmán libraban una guerra cruenta por el control del cártel.

El periodista británico-estadounidense Malcolm Beith documentó la vida de lujos y privilegios que Guzmán Loera tenía en la cárcel de Puente Grande, autorizados por el Comité Técnico Interdisciplinario. Mujeres, vinos, fiestas, banquetes, cine, telefonía y mando. “En una nochebuena, por ejemplo, un camión entregó 500 litros de vino en la prisión y de cena se sirvió sopa de langosta, filete mignon y quesos”, escribió en el libro El último narco.

En el reclusorio del Altiplano continuaron los privilegios, pero ya sin tanto alarde de lujos como en Puente Grande. Televisor, radio, ropa y calzado de marca, decisión de tomar los alimentos en la celda o en el comedor. En la primera quincena de abril de 2015 lo visitó ahí la entonces diputada sinaloense Lucero Sánchez López, con quien tenía una relación sentimental.

Ahora todo es distinto en la cárcel del Manhattan. Activistas de derechos humanos la consideran peor que el centro de detención militar de Guantánamo, Cuba. En tales condiciones Guzmán Loera espera que el 16 de abril de 2018 la Corte de Distrito del Este de Nueva York inicie el juicio sobre el caso 09 CR 466 (BMC).

Estados Unidos contra Joaquín Archivaldo Guzmán Loera.

 

Rejas que enloquecen

¿Cómo han transcurrido los días de 2017 para Joaquín Guzmán después de su ingreso a la cárcel de Nueva York, en calidad de reo de alta peligrosidad? ESPEJO resalta los principales momentos:

19 de enero

El gobierno mexicano extradita al Chapo Guzmán y lo entrega en Ciudad Juárez a las autoridades norteamericanas.

20 de enero

Imputación de 17 cargos en contra por parte del gobierno de Estados Unidos. Guzmán Loera se declara inocente.

3 de febrero

Audiencia. La defensa plantea las duras condiciones de reclusión que enfrenta el Chapo.

4 de mayo

El juez niega la solicitud de la defensa para permitir que la esposa del Chapo lo visite en persona o hable con él por teléfono. Solo autorizó que se comuniquen a través de mensajes escritos, sujetos a la aprobación de los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley.

5 de mayo

El juez fija como fecha preliminar para el inicio de la audiencia de juicio, el 16 de abril de 2018. Además, estuvo de acuerdo en que el requisito de que el Chapo y sus abogados se comuniquen y revisen las pruebas a través de una ventana de plexiglás haría que la preparación para el juicio sea engorrosa, si no es que imposible, y acordó enviar un juez para visitar la cárcel y explorar opciones alternativas.

14 de agosto

Los defensores públicos del Chapo argumentan que debería poder contratar abogados privados de alto perfil para representarlo en su juicio el año próximo, sin preocuparse de que los fiscales federales incauten sus honorarios alegando que el dinero vino de las ganancias de la droga. El juez dijo que no presionaría al gobierno para garantizar que se pague a los abogados.

8 de noviembre

El juez concede a los abogados del Chapo la solicitud de que se someta a una evaluación psiquiátrica. La defensa había presentado una moción la  semana anterior para solicitar a la corte la autorización de una consulta  médica y la realización de pruebas porque su salud mental se ha deteriorado como resultado de las duras condiciones de su confinamiento en el Centro Correccional Metropolitano de Manhattan.

 

¿De qué se le acusa?

El gobierno de Estados Unidos le señala al Chapo Guzmán una serie de delitos por los cuales sería procesado y castigado en aquel país. Estos son:

  • Entre enero de 1989 y diciembre de 2014 dirigió una empresa criminal continua encargada de introducir y distribuir en los Estados Unidos cantidades masivas de narcóticos ilegales y conspirar para asesinar a personas que representaban una amenaza para su empresa de narcóticos.
  • Usar armas de fuego en relación con el tráfico de drogas y lavado de dinero relacionado con el contrabando masivo desde los Estados Unidos  a México de más de 14 mil millones de dólares en efectivo provenientes de la venta de narcóticos. La acusación busca el decomiso de las ganancias ilícitas.
  • Guzmán Loera e Ismael Zambada García, líderes del cartel de Sinaloa, conspiraron para importar más de 200 toneladas métricas de cocaína a los Estados Unidos. El cártel de Sinaloa compartió rutas de transporte de drogas y obtuvo drogas de varias organizaciones colombianas de narcotráfico, en particular, el cartel Norte del Valle, la organización Don Lucho y la organización Cifuentes-Villa. La cocaína fue transportada desde Colombia a través de aviones, barcos y submarinos a los puertos que controlaba en el sur de México y en otros lugares de América Central. A partir de ahí, se envió a través de México a centros de distribución en los Estados Unidos.
  • Para evadir la ley y proteger las actividades de distribución de narcóticos emplearon varios medios, incluido el uso de sicarios, que llevaron a cabo cientos de actos de violencia en México, incluido el asesinato para cobrar deudas, silenciar a testigos potenciales y evitar que los funcionarios públicos tomaran medidas contra el cártel.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]