Es tan culichi | En diciembre nadie duerme escuchando la banda

Es tan culichi | En diciembre nadie duerme escuchando la banda

Compartir:

Con la temporada navideña es inminente la llegada de las posadas como un momento de convivio y descanso con seres queridos, compañeros de escuela o de trabajo. Las posadas son un tema muy común en todo México, Centroamérica y la comunidad hispana en Estados Unidos. Sin embargo, si de posadas hablamos, los culichis tienen una forma muy particular de celebrar la temporada decembrina y de extender estos festejos al ritmo de la banda.

A casi todos nos ha pasado: llegamos a una posada y el ambiente se torna muy ameno al inicio, música puesta a un volumen mediano que permite la plática, después de la cena comienza la ronda de baile y con el calor de unos cuantos tragos o latas de cerveza la fiesta se enciende.

El entusiasmo por la música de banda es un factor casi vital en las fiestas de los culichis, aunque bailen por compromiso. Este género ha logrado fusionarse de manera exitosa con otros ritmos regionales como el norteño y las cumbias.

Pero lo que parece ser motivo de fiesta para muchos, suele ser un problema para otros. El gusto de los culichis por la banda, ya sea en vivo o a través de aparatos de sonido, suele ser el coco de los vecinos más conservadores o menos festivos, que padecen noches de insomnio patrocinado por la celebración de unos cuantos.

Es como si no existieran limitaciones económicas para las celebraciones, desde los barrios más humildes hasta llegar a los lujosos residenciales que existen en la ciudad es común encontrarse con festejos que suelen tomar las calles a manera de plantones obstruyendo el tráfico y manteniendo despiertos a los vecinos de “sueño ligero”.

El gusto por la música de banda es casi un ingrediente necesario de cualquier habitante de Culiacán, aun cuando este no sea su género musical predilecto, el simple hecho de escuchar alguna melodía, sobre todo de las canciones emblemáticas del género, siempre termina encendiendo el ambiente y la pista de baile de cualquier convivio en la ciudad.

La temporada de fiestas ha comenzado, en diciembre no hay reglas y las celebraciones no se limitan al fin de semana, así que si eres culichi, no te sorprenderá escuchar fiestas, escándalo y mucha diversión casi cualquier día. Si eres de los que disfruta de las fiestas, esta es la mejor temporada del año para divertirse y si no es así, es lamentable pero te espera un largo recorrido para terminar el maratónico festejo que simboliza el Guadalupe-Reyes.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: