Niño pierde tres dedos por jugar con cohetes | ¿Quién tiene la culpa?

Niño pierde tres dedos por jugar con cohetes | ¿Quién tiene la culpa?

Compartir:

Mientras en Culiacán un reportero es agredido por reportar la venta ilegal de cohetes en pleno centro de la ciudad, en Mazatlán un pequeño de apenas 4 años de edad se quedará sin 3 dedos por el uso irresponsable de los mismos. 

Ni las advertencias de la Secretaría de Salud ni los ya muchos conocidos casos de accidentes a causa de fuegos artificiales evitaron que una trágica historia de Navidad se repitiera este año.

En esta ocasión se trata de un pequeño de apenas 4 años quien, luego de explotarle un cohete en la mano la noche del 25 de diciembre, perderá tres dedos.

El subdirector del Hospital General de Mazatlán, Alberto Lagunes Vallejo, advirtió que en esta ocasión fue la mano, pero bien pudo ser el rostro u otra parte de su cuerpo. “¿Y si hubiera sido la cara?, el menor pierde el ojo, la boca, la nariz, qué sé yo”, lamentó el doctor.

 

LO DIJO:

“No sé quién tiene la culpa, si el niño que trae cohetes en la mano y los prende, o los papás que no lo cuidan de los cohetes y tampoco checan que no traiga cerillos o encendedor en la mano”.

—Alberto Lagunes Vallejo. Subdirector del Hospital General de Mazatlán.

¿Quién tiene la culpa?

Sobre todo en época decembrina, el encender pirotecnia es una tradición todavía muy arraigada entre los mexicanos, y a pesar de que su venta es ilegal, cada año en las calles del centro de Culiacán y de otras ciudades sinaloenses, pueden verse varios puestos que a plena luz del día ofrecen al público estos artefactos pirotécnicos ante la indiferencia de las autoridades.

Este fue el caso del reportero José Manuel Salas Fernández, quien en días pasados fue agredido por sujetos que vendían pirotecnia en pleno centro de la ciudad.

En el video, transmitido en vivo a través de su portal Link Sinaloa, se observa que es agredido con empujones, groserías e intentos de arrebatarle el celular, posteriormente Salas Fernández finalizó la transmisión para buscar a elementos de la Policía Municipal, pero cuando regresaron al lugar los vendedores ya se habían retirado.

 

¿Quién tiene la culpa? ¿Padres, menores o autoridades?

Lee más: ‘Los fuegos pirotécnicos no son juguetes’, advierte la Secretaría de Salud

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: