No compres por comprar | Ya vienen las posadas… y sí, sí tienes que ponerte

No compres por comprar | Ya vienen las posadas… y sí, sí tienes que ponerte

Compartir:

Con la llegada de diciembre la emoción previa a la Navidad y al Año Nuevo hacen que las personas pierdan el suelo a la hora de realizar compras. Una de las inversiones más fuertes que se hacen durante esta época del año es en la industria de la indumentaria y aunque sí es justo estrenar un buen outfit en Navidad y otro para recibir el nuevo año, diciembre parece llenar de eventos sociales las agendas de todo mundo y costearte un atuendo para cada fiesta podría dejarte en la ruina.

¡No tengo qué ponerme! Es la excusa más vieja y gastada de la fiesta que supone todo el maratón Guadalupe-Reyes. Es esta misma escusa la que de seguro hace que salgas corriendo al centro o a las plazas comerciales cada que te invitan a una fiesta diferente que no tenías prevista. A menos que tu solvencia económica sea bastante abundante, este no podría ser un problema, pero si no es así, no tienes porqué quedarte sin ese dinero que podrías utilizar en cosas más importantes.

La magia de la temporada invernal es que existen tendencias, prendas y materiales que regresan cada año y que no deberías estar buscando más allá de tu clóset.

Algunas personas le tienen un pavor inmenso a repetir ropa para sus eventos sociales más importantes, pero hay que estar tranquilos, la posada de los amigos de la primaria que tienes sin ver desde hace diez años no es uno de esos eventos.

Educar a las personas para el consumo ha sido una de las tareas más difíciles que promueven los interesados en el medio ambiente y la economía alrededor del mundo.

El reutilizar ropa, más que una cuestión de vanguardia, que es aplicada incluso por la realeza de manera exitosa, se está convirtiendo en una tendencia que están siguiendo muchas celebridades e influencers. Y con esto de reutilizar no se hace referencia a la ropa de uso diario, con la que vas a la escuela o a trabajar, sino a esos atuendos que se han ganado el título de “ropa para salir”.

La llegada de las posadas no debe suponer una perdida trascendente para tus bolsillos. Jugar con las prendas que rara vez usas de tu guardarropa, revisando el viejo clóset de tus padres o dándole una nueva vista a la ropa que ya tienes y te parece aburrida a través de algún tutorial de remodelación de prendas en Youtube podría hacer la diferencia entre gastar tu aguinaldo en piezas que enterrarás en el fondo de tu clóset como cada año y/o invertirlo en otro tipo de cosas o momentos que de seguro podrían ser más satisfactorios.

Ahora ya lo sabes, “comprar por comprar” es un vicio típico de esta temporada, pero las tendencias del cambiante mundo de la moda apuntan hacia looks más vintage y fáciles de conseguir con bajos presupuestos o buscando bien en los lugares más recónditos de tu propia casa.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: