¡No te pases el fin de año ahogado! | ¿Qué son las congestiones alcohólicas y cómo evitarlas?

¡No te pases el fin de año ahogado! | ¿Qué son las congestiones alcohólicas y cómo evitarlas?

La recta final del año supone como siempre una fiesta en la que la alegría y algunos cuantos excesos pueden convertir las celebraciones en largas estadías en el hospital. El exceso de alcohol en el organismo humano puede ser devastador, desde una simple resaca a hasta llegar a una congestión alcohólica que puede dañar de manera agresiva diferentes órganos del cuerpo.

El destino acomodó las fechas para que este fin de semana se convierta en una fiesta maratónica. Se especula que del 29 diciembre hasta el día 1 de enero, muchos culichis vivirán todo un carnaval para recibir al Año Nuevo. Como es costumbre, las bebidas alcohólicas formarán parte de estas celebraciones, por lo que es necesario advertir sobre su consumo responsable.

Al entrar en los torrentes sanguíneos, el alcohol se distribuye por todo el organismo. En el momento en que llega al hígado, el alcohol se encarga de transformarlo en sustancias inofensivas para nuestro cuerpo, esto con dosis pequeñas ya que la capacidad de este para metabolizarlo es limitada; cuando se bebe en exceso, el alcohol que no se metaboliza por esta vía permanece en el cuerpo por varias horas y se distribuye a otras partes, alterando así las funciones de diversos órganos.

La intoxicación alcohólica se produce cuando las personas beben en breves lapsos de tiempo una cantidad de alcohol que el hígado no alcanza a metabolizar o desechar. Se puede manifestar de diferentes formas como incoordinación, mareo, la persona habla mucho, se muestra desinhibida y eufórica. También hay somnolencia, visión doble, aumento de la frecuencia cardiaca y respiración rápida. Luego sigue una etapa un tanto más bochornosa y sentimental en la que se alternan fases de tristeza y agresividad, la persona llora o ríe indistintamente, hay alteraciones de la percepción y de la memoria, mareos y desorientación.

En cambio, la congestión alcohólica es una situación extrema en la cual, debido a la alta concentración de alcohol en el organismo, se inhiben las funciones básicas involuntarias del cuerpo y puede llevar a un desenlace fatal si no se atiende a tiempo. Una persona que presenta este grado de alcoholización tiene alteraciones serias del estado de conciencia, baja frecuencia cardiaca y respiratoria, requiere atención médica urgente; no atenderla rápidamente puede tener un desenlace fatal.

La sobredosis de alcohol puede producir crisis convulsivas, estupor, coma profundo e incluso la muerte por depresión respiratoria. Las personas que se encuentran en estado de intoxicación alcohólica leve no necesitan un tratamiento especial, pero se debe vigilar su postura al dormir para evitar la broncoaspiración.

No te pases esta gran fiesta de Fin de Año padeciendo por beber en exceso, mejor mídete un poco y disfruta de este fin de semana de manera amena y sin poner en riesgo tu vida y la de las personas que te rodean.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]