¡Oh, triste Navidad! | La depresión navideña existe y puedes evitarla

¡Oh, triste Navidad! | La depresión navideña existe y puedes evitarla

Compartir:

Es normal que la Navidad y todos los festejos de esta temporada traigan consigo un montón de sentimientos encontrados, lapsos reflexivos y ligeras dosis de tristezas por los eventos ocurridos en los años, ya sea por nostalgia o melancolía, el riesgo de padecer depresión navideña es una posibilidad de la que no todos pueden escapar.

El cerrar ciclos simboliza para muchos un escenario de pánico que suele alterar su estado emocional de manera drástica y repentina. La depresión navideña se relaciona con los procesos de cierre de ciclos al término de un año, momento en el que las personas reflexionan sobre sus logros y pérdidas, señala Verónica Alcalá Herrera, profesora de la Facultad de Psicología de la UNAM.

Una explicación más científica señala que se trata de una enfermedad o patología que regularmente aparece cuando los días son más cortos que la noche y está asociado a la incidencia de la luz que llega a nuestros ojos. Así, la luz activa una serie de circuitos neuronales relacionados con la producción de la serotonina y la melatonina. De esta forma, cuando disminuye la emisión solar, los niveles de serotonina (asociada a la depresión) son menores. Con esto aumentan los niveles de melatonina, circuitos que tienen que ver con nuestros ciclos biológicos y podrían crear síntomas depresivos.

La Secretaría de Salud da algunas recomendaciones para prevenir la depresión navideña:

— Fomentar durante el año un estilo de vida sana y tener una ocupación, ya sea escuela o trabajo.

— Mantener la convivencia familiar, evitar el aislamiento.

— Realizar actividad física permanente y continua para mantener la salud emocional.

— Manejar las fechas festivas como cualquier otra sin añadir un valor.

— No esperar que durante diciembre se resuelva la vida, ni encontrar la armonía al 100%.

— Trabajar una buena relación en el trabajo, pareja y con la familia.

 

PARA SABER:

En México, la depresión está presente en el 3.3% de la población mexicana a lo largo de su vida y su diagnóstico puede tardar hasta 15 años. Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente, en 2010, señala que en México el 10% de la población padece depresión en un periodo de 12 meses.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: