Tiempo de empeñar | Casas de empeño pueden ser más baratas que tarjetas de crédito

Tiempo de empeñar | Casas de empeño pueden ser más baratas que tarjetas de crédito

Mientras las casas de empeño cobran entre 52% y 88% por un préstamo de 6 mil pesos, en una tarjeta de crédito el rango va del 38% al 97%.

Desde la apertura del Nacional Monte de Piedad al día de hoy han transcurrido 242 años, tiempo durante el cual la industria prendaria mexicana ha logrado consolidarse como la más desarrollada de hispanoamérica.

Algunos de los beneficios de esta industria para el sistema financiero mexicano es la capacidad que tiene para financiar hasta a 13 millones de mexicanos al año con un promedio anual de préstamos de 42 mil millones de pesos, alrededor de 1,600 pesos por usuario, dio a conocer el investigador de la Universidad Iberoamericana, Pablo Cotler Ávalos.

Durante las temporadas decembrinas, es común que miles de familias recurran a esta opción de financiamiento para apoyarse en los gastos navideños, por lo que es importante conocer otro de los datos revelados por el investigador en su estudio: en algunos casos el interés cobrado por las casas de empeño puede ser más barato que el ofrecido por las tarjetas de crédito bancario.

Durante la presentación del estudio El préstamo prendario en México, Cotler Ávalos puso como ejemplo una línea de crédito de 6 mil pesos, en la que los bancos tienen un rango de interés promedio anual que va desde el 38% al 97%, mientras que en las casas de empeño este va desde el 52% y hasta el 88%. Mientras que en el caso de créditos de nómina, el interés cobrado va del 25% al 35%.

¿Quiénes acuden a empeñar?

El estudio también identifica al usuario típico de una casa de empeño, que lejos de reducirse únicamente a personas que trabajan en la informalidad, incluye a un buen porcentaje de trabajadores formales y usuarios de tarjetas de crédito.

Así, el usuario promedio de las casas de empeño tiene un ingreso de 7 mil pesos, de esos 65% ganaba menos de 5 mil pesos y 48% tiene cuentas bancarias. Asimismo, el 29% utiliza tarjetas de crédito y hasta el 45% son trabajadores formales.

En resumen, casi la mitad de los usuarios de esta opción de financiamiento ven a las casas de empeño como una opción complementaria y como una manera sencilla de hacer frente a una emergencia financiera.

 

DATO:

A nivel nacional, el 25% de las prendas empeñadas no son recuperadas por sus dueños.

Alto nivel de informalidad

Por otro lado, el estudio arrojó datos sobre el nivel de informalidad que se presenta en esta industria centenaria, dando a conocer que entre el 22% y 35% de las casas de empeño que operan a nivel nacional lo hacen en estas circunstancias.

De acuerdo con la investigación, el Inegi reporta que en México hay alrededor de 10,506 casas de empeño, de las cuales 8,197 operan de manera formal, mientras que 2,309 lo hacen de forma irregular (22%).

Sin embargo, datos de la Profeco también mostrados en dicho estudios, muestran cifras distintas al tener el registro de 6,861 casas de empeño con contrato de adhesión, lo que incrementa el número de sucursales informales a 3,645 y eleva la tasa de informalidad de la industria a alrededor del 35%.

Y tú, ¿vas a recurrir a las casas de empeño durante esta temporada decembrina?


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]