ADN prueba que los americanos venimos de Beringia

ADN prueba que los americanos venimos de Beringia

La llegada del ser humano al continente americano es un hecho que nos enseñan a todos en la escuela primaria: nuestros ancestros pasaron por Beringia y de ahí se distribuyeron desde Alaska hasta Tierra del Fuego. Lo que no nos dijeron es que eso era una teoría, sólida pero que no había sido probada. Hasta ahora.

Un estudio publicado en la revista Nature el pasado 3 de enero, contiene los resultados de los análisis genéticos llevados a cabo por un grupo de científicos liderados por Eske Willerslev, profesor de las universidades de Cambridge y Copenhague, sobre los restos de una niña pequeña que vivió hace once mil quinientos años y que fueron encontrados al este de Alaska en 2013.

Existe consenso respecto a que los primeros humanos llegaron a América del Norte a través de un puente de tierra desde el estrecho de Bering, expuesto durante la última Edad de Hielo. Y ahí es donde termina el consenso. La evidencia arqueológica dejada por los primeros pobladores es confusa.

Los investigadores no están de acuerdo si los artefactos en los sitios de Siberia se parecen a los del otro lado del estrecho. Y los cráneos que han encontrado de los primeros americanos no se parecen mucho a los de los indígenas modernos.

La falta de evidencia inspiró algunas hipótesis extravagantes de colonos paleolíticos navegando desde la Polinesia.

Ahora, Eske Willerslev y su equipo han probado que las personas emigraron a América en una sola ola. “Pudimos demostrar que la gente probablemente ingresó a Alaska hace veinte mil años”, afirmó Eske para agregar que “es la primera vez que tenemos evidencia genómica directa de que todos los indígenas americanos pueden rastrearse hasta una población original, a través de un único evento fundacional de migración”.

El estudio también muestra que la migración dio origen a un primer asentamiento llamado Antiguos Beringianos, al que pertenecía la niña, del cual surgieron dos grupos que colonizaron las américas, llamados Norte y Sur, hace unos diecisiete mil años.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]