De México para el mundo: Katy Jurado, la primera diva latina del cine anglo

De México para el mundo: Katy Jurado, la primera diva latina del cine anglo

Compartir:

Antes de la fuerza y el ímpetu de María Félix y de la sofisticada sensualidad de Dolores del Río, una puerta fue abierta por el encanto y determinación de una tapatía, iluminada por una estrella innegable y poseedora de un talento innato, Katy Jurado fue la pionera de todos los logros de la mujer latina en el complicado y selectivo cine anglosajón.

El día de hoy, Google homenajea con doodle a la primera y única mexicana en ganar un Globo de Oro, y la primera latina en ser tomada en cuenta por la Academia para competir por un Óscar. Tras cautivar con su habilidad actoral la mirada de renombrados directores de México y del mundo, amante de los papeles de villana, Jurado es considerada la primera diva latina del cine.

María Cristina Estela Marcela Jurado García, nació un día como hoy pero de 1925, en Guadalajara, Jalisco. Manifestó su afición por al arte desde pequeña y sin el apoyo de su familia logró irse inmiscuyendo en proyectos cada vez más ambiciosos. A los 19 años de edad, durante la llamada Época de Oro del cine mexicano, tomó la decisión de iniciar su carrera sin el consentimiento de sus padres, firmando su primer contrato en secreto, sin saber que ese sería el inicio de una larga y reconocida trayectoria cinematográfica alrededor del mundo.

Tras su participación en exitosos filmes mexicanos, entre los que destaca la memorable cinta Nosotros los pobres, en la que trabajó al lado de Pedro Infante, ícono del cine nacional, Jurado cautivó al director Budd Boetticher y al actor John Wayne, quienes la vieron en una corrida de toros, y Boetticher no perdió tiempo en invitar a Jurado a su próxima película, The Bullfighter and the Lady, estrenada en 1951. Allí nacería la leyenda.

Los directores Stanley Kramer y Fred Zinnemann contactaron a Bud Boetticher para hacer un llamado a Katy, pues habían quedado asombrados con sus escenas en The Bullfighter and the Lady y querían hacerle una prueba para que participara en la cinta que ambos preparaban: el famoso western High Noon, estrenada en 1952. Katy se negó a hacer la audición, les recomendó ver su trabajo previo en filmes mexicanos y así consiguió el papel que posteriormente la convertiría en la primera mujer mexicana y latinoamericana en adjudicarse un Globo de Oro.

Posteriormente, su versatilidad y temple histriónico le consiguieron el papel de Spencer Tracy en la película Broken Lance de 1954, mismo que le valdría su primer nominación al Óscar y de nuevo la primera para una figura hispanohablante femenina.

Jurado alcanzó el éxito en el cine estadounidense y se convirtió en una figura recurrente del mismo, hasta que decidió regresar a México para incursionar en el teatro y ya con una edad avanzada a las telenovelas, lugar en el que logró reinventarse y conectarse con sus seguidores mexicanos que aplaudieron su talento hasta el día de su muerte en el año 2002, a la edad de 78 años.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: