Mercado al alza y… directores generales se retiran de grandes corporativos

Mercado al alza y… directores generales se retiran de grandes corporativos

Compartir:

Los CEO de grandes corporativos como Samsung, Vanguard, American Express, Sysco, Alphabet y la Bolsa de Valores de Londres están renunciando a sus cargos y vendiendo buena parte de sus acciones con un índice Dow Jones que, tan solo este año, rompió 71 veces su propio récord.

Desde mediados del 2017, directores generales de grandes compañías globales han empezado a dejar sus cargos frente a un panorama financiero al alza y ante un 2018 que promete cambios importantes en el sistema financiero internacional.

A mediados de julio, Vanguard, uno de los mayores tenedores de fondos de pensiones en el mundo, anunció que su director ejecutivo, Bill McNabb, dejaría el cargo a finales de año para dar paso al jefe de la Oficina de Inversiones de la empresa, Tim Buckley. Con 60 años, McNabb expresó que los tiempos se veían adecuados para dejar el cargo directivo.

Tan solo unos días después, Sysco dio a conocer que su CEO, Bill DeLaney, dejaría la silla principal de la multinacional el primero de enero del 2018 y que formaría parte de la empresa como consultor durante un año más, hasta el 31 de diciembre del 2018. DeLaney entró a Sysco en 1987 y fue nombrado CEO en 2009, ayudando a la empresa a consolidar su papel como el mayor distribuidor de alimentos del país.

Sysco es una multinacional norteamericana en el negocio del marketing y distribución de productos alimenticios a restaurantes, hoteles, centros médicos y educativos.

Más adelante, en el mes de octubre, Kwon Oh-hyun anunció su retirada de Samsung justo el mismo día en que la compañía surcoreana pronosticó un récord de ganancias en el tercer trimestre debido al buen desempeño de su negocio de chips de memoria, un logro adjudicado en gran medida a Kwon.

“El momento es absurdo. Samsung pronosticó ganancias récord… y todo eso ha sido impulsado por el negocio de componentes de Kwon”, dijo al respecto Park Ju-gun, jefe de la firma de investigación CEO Score.

Días después y tras 16 años frente a la empresa, Kenneth Chenault anunció que dejaría el cargo de CEO de American Express en febrero de este año. Con 66 años de edad y tras 37 años en la compañía, Chenault acompañó su retiro con una venta de 96 mil 440 acciones de la compañía a un precio promedio de 97.3 dólares realizada el pasado 5 de enero.

En noviembre y después de 8 años al frente, el CEO de la Bolsa de Londres, Xavier Rolet, presentó su dimisión inmediata a petición de la junta de la bolsa. Desde mediados de octubre, Rolet había anunciado que dejaría el cargo a finales del 2017, supuestamente por presiones del fondo activista Children’s Investment. Días después del anuncio, Rolet vendió 100 mil acciones a un precio promedio de 50.81 dólares por acción. Al momento del anuncio, la Bolsa de Londres reportaba una ganancia del 17% en el tercer trimestre, alrededor de 641 millones de dólares.

Conocido por ser el CEO de Google entre el 2001 y el 2011, Eric Schmidt anunció su retirada de la silla principal de Alphabet (empresa que conglomera a negocios como Google, Youtube, Nest y Waymo) durante los últimos días del 2017. Pero, con 62 años de edad, en realidad Schmidt no se retira de la transnacional a la que seguirá sirviendo como asesor técnico.

 

Euforia en Wall Street

Durante el 2017, el índice industrial Dow Jones superó por primera vez en su historia los 25 mil puntos y cerró el año con 71 récords y un avance del 25% en el año. Una situación similar no se había visto desde 1995, cuando el índice logró 69 marcas históricas.

En este contexto la renuncia de los CEO antes mencionados y la venta de sus acciones podrían obedecer a aquella máxima del mundo financiero que señala que el mejor momento para vender es cuando el mercado está al alza.

Otros CEO que no han renunciado a sus puestos, pero que sí han vendido gran cantidad de acciones en los últimos meses son el de Amazon, Jeff Bezos, quien en noviembre pasado vendió 1.1 millones de acciones de la compañía, apenas 1.3% de su porcentaje; por su parte, en agosto del 2017 Tim Coock, de Apple, vendió acciones de la compañía por un monto de alrededor de 43 millones de dólares en un momento en que Bloomberg calificó como extraño, debido al auge de sus operaciones.

 

PARA SABER:

La llamada ‘bull trap’ o trampa del toro, es aquella situación que se da cuando el valor de una acción aumenta y muchos inversores quieren comprarlas. Esta demanda repentina trae un aumento en la oferta que hace que los precios bajen y los inversores puedan sufrir grandes pérdidas.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: