Reflexión cinéfila | ‘El gran showman’: un musical para sentirse bien

Reflexión cinéfila | ‘El gran showman’: un musical para sentirse bien

Compartir:

‘The Greatest Showman’, bajo la dirección de Michael Gracey, es un musical protagonizado por Hugh Jackman, Michelle Williams, Zac Efron, Zendaya y Rebecca Ferguson. La historia nos presenta la vida de P.T. Barnum, quien luego de perder su empleo, se las ingenia para revivir un teatro alcanzando su mayor éxito al presentar a personas extraordinarias y únicas en un espectáculo circense. Lo anterior logra un equilibrio entre el objetivo que la película pretende transmitir al espectador. A continuación detallamos los aciertos de la cinta.

Comenzamos con un reparto que trasciende en sus personajes, cada uno aporta al desarrollo de la historia los elementos necesarios para alcanzar la conexión entre lo que vemos en pantalla. La construcción de los personajes es dinámica, logrando con ello un buen desarrollo en la trama.

La pieza clave dentro de El gran showman radica en sus piezas musicales, las cuales concluyen en ser el mejor de sus logros. Cada tema resume el mensaje que la película trata de transmitir. Desde el primer acto, se percibe la atmósfera que a lo largo de casi dos horas apreciamos en la sala. Destacando sus composiciones, temas como This Is Me, The Greatest Show, A Million Dream y Rewrite The Stars, centran de la mejor manera los momentos más importantes del filme.

Con una fotografía y un diseño de producción acorde a la temporalidad de la historia, el ambiente que se logra es bastante bien construido en la película.

El gran showman consolida su historia gracias a todos los elementos anteriores, permitiendo con ello que, además de estar entre las películas feel good, trascienda entre el gusto del público.

Probablemente entre los puntos débiles de la cinta tenemos un ritmo bastante marcado en la construcción de los eventos, lo que puede llegar a generar inquietud o dudas sobre el paso del tiempo en algunos personajes, llevando a perder en momentos la esencia de la película.

Fuera de lo anterior, El gran showman es una buena recomendación para comenzar bien el año.

Con un gran reparto y excelentes piezas musicales, la cinta logra crear conciencia y trascender con un mensaje bastante claro, enfocado en la perseverancia, los sueños, la familia y la aceptación de personas extraordinarias.

No está por demás mencionar que la película cuenta con tres nominaciones en los próximos Golden Globe Awards.

Esta es nuestra reflexión cinéfila de la semana. La película ideal para contemplar un gran mensaje acompañado por grandes composiciones musicales.

Lector de ESPEJO, ¿cuál es tu película musical favorita?

 

 

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: