¿Revisas más de 10 veces la llave del gas antes de dormir? | Podrías padecer un trastorno obsesivo-compulsivo

¿Revisas más de 10 veces la llave del gas antes de dormir? | Podrías padecer un trastorno obsesivo-compulsivo

Si eres de los que al salir de casa revisa hasta diez veces que las cerraduras de las puertas para ver si de verdad están cerradas, o de los que antes de dormir inspecciona las llaves del gas de la estufa una y otra vez por miedo a algún accidente… ¡Cuidado! Estas exhaustivas y repetitivas medidas de seguridad podrían ser la evidencia de que estás padeciendo un trastorno obsesivo-compulsivo.

Expertos aseguran que la fuente de estas manifestaciones de ansiedad radican en el miedo a perder el control en casi cualquier tipo de situaciones, incluso en las que tener orden ni siquiera es necesario. Aunque los trastornos obsesivos-compulsivos (TOC) son un extremo muy polar del comportamiento humano, casi todas las personas están expuestas a pasar por crisis de incertidumbre que pueden presentarse de manera inoportuna.

En la mayoría de los casos son las prisas y el estrés de llegar a tiempo a algún lugar o por realizar una actividad que requiera mucha concentración los que dan como resultado estos lapsus de memoria y la conmoción, que hacen dudar a las personas sobre sus actividades ya realizadas.

La reciente investigación de la Universidad de Concordia en Montreal concluye que ese temor a perder el control puede dar como resultado un comportamiento recurrente de control, dando como origen una serie de trastornos de ansiedad, que también incluye el TOC.

 

LO DIJO:

“Hemos demostrado que las personas que creen que van a perder el control son significativamente más propensas a mostrar un comportamiento de control con mayor frecuencia. Los temores y creencias de las personas sobre perder el control pueden ponerlos en riesgo de una gran variedad de problemas, incluyendo trastorno de pánico, fobia social, TOC, trastorno de estrés postraumático, ansiedad generalizada, desorden y otros”.

—Adam Radomsky. Coautor de la investigación.

Los investigadores señalan que este descubrimiento podría apoyar de manera significativa a los tratamientos de apoyo a personas que padecen TOC, generando modulaciones del comportamiento y la sensación de control sobre diversas situaciones, para permitir una asimilación más efectiva con respecto a la realidad.

 


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]