Tema de la semana | Seguridad pública, un viraje necesario

Tema de la semana | Seguridad pública, un viraje necesario

Compartir:

Más allá o adicionalmente de las fuertes sumas invertidas y el uso exclusivo de la fuerza pública, en Sinaloa es necesario implementar estrategias de largo plazo que a través de la educación, las artes y los valores logren cambiar también los resultados en materia de seguridad pública.

En 2017, de acuerdo a datos oficiales, se destinaron mil 500 millones de pesos a seguridad pública, aparte de 70 millones de pesos en la compra de dos drones de vigilancia y una cantidad económica no precisada para mantener en el estado a la Policía Militar, lo que implica hospedarlos, alimentarlos y movilizarlos.

En contraparte, el número de homicidios dolosos superó los mil 500, aproximándose a un promedio de cinco diarios, disparándose también ilícitos como robos de automóviles, delitos patrimoniales y extorsiones.

Tal inversión pública, en cotejo con los resultados en las acciones contra la violencia, hace indispensable que el Gobierno de Quirino Ordaz Coppel analice el estado de cosas que guarda Sinaloa en materia de seguridad pública, lo que haría posible cambiar de conversación sobre el tema y en vez de contabilizar a las víctimas de la delincuencia tendríamos que pasar a contar modelos de éxito.

La acción represiva contra el crimen organizado y la delincuencia común se requiere, sin duda, así como el mantenimiento de elementos del Ejército en labores de vigilancia, sin embargo tales medidas son de carácter urgente al atender lo inmediato sin dar respuestas para el futuro que vayan construyendo una nueva mentalidad y generación avanzadas que signifiquen ir curando poco a poco el cáncer de la violencia, en vez de seguirlo tratando con analgésicos.

Sí se puede. Dos modelos locales y uno internacional podrían arrojar luz para implementar un sistema ambicioso de transformación del actual esquema de seguridad pública para construir la paz y el estado de derecho al que hemos aspirado durante décadas:

1.- El Centro de Innovación y Desarrollo Educativo Justo Sierra, con sede en Surutato, Badiraguato, aporta con sus cuatro décadas de experiencia un modelo a seguir en las regiones serranas y rurales para formar a ciudadanos alejados de las tentaciones que ofrece la delincuencia. Surutato funciona como una microrregión segura en un contexto de alta inseguridad.

2.-La Universidad Autónoma Indígena (Intercultural) de Sinaloa ha incorporado al desarrollo a comunidades de alta marginación, con un cambio de oportunidades que se traduce en la transformación de modos de vida. Con carreras como ingeniería forestal y licenciaturas en psicología rural y turismo alternativo se les amplió el espectro de posibilidades dignas de vida a poblaciones antes olvidadas.

3.- De 1994 a 2001 el entonces alcalde de Nueva York, Rudolph Giuliani, implementó un modelo en el cual atendió las causas sociales de la violencia reduciendo el crimen general en un 65% y los asesinatos en un 70%, declarando el FBI a esta ciudad como la más segura de Estados Unidos. Con la llamada Estrategia Policiaca Número Cinco, que atendió a las pandillas y distribuidores de drogas para convertirlos en gente pacífica, logró la tarea de ganar para la ciudadanía los espacios públicos neoyorquinos.

Existen ejemplos a nivel estatal, nacional e internacional que demuestran que hay programas que funcionan siempre y cuando parte del recurso público que se destina a seguridad pública se utilice con visión de futuro para cimentar desde la base social la cultura de la legalidad, el respeto, los valores y el trabajo lícito debidamente remunerado.

A Sinaloa se le agota el tiempo para virar hacia un modelo en seguridad pública que al tiempo de trabajar en la reacción ante hechos delictivos que impactan en la ciudadanía, también repare en acercar la escuela, las artes, el deporte y proyectos productivos que sean la semilla para la nueva mentalidad y cultura antiviolencia. La cosecha tardará décadas, sin embargo, será pródiga e irreversible.


¿Tienes una denuncia? | Hazla en ESPEJO:

Si cuentas con fotografías o videos de interés público, compártelos con nuestros lectores. Envíalos al correo electrónico: [email protected]

Compartir: